Venta ambulante: la Municipalidad llevó el conflicto a la Justicia Federal

Autoridades del municipio presentaron una denuncia en los Juzgados Federales de La Plata, donde sostienen la existencia de una supuesta “red de trata” detrás de los vendedores. La comunidad senegalesa viene desmintiendo hace tiempo esta versión

Este lunes, la Municipalidad de La Plata presentó una denuncia ante los Juzgados Federales de La Plata, solicitando que se investiguen una serie de presuntos delitos de acción pública vinculados a la actividad de los vendedores ambulantes.

Según trascendió desde el gobierno local, la presentación habla de “asociación ilícita”, “falsificación y reproducción de marcas”, “encubrimiento de contrabando” y “evasión tributaria”, en torno a la venta callejera.

La denuncia fue motorizada por la Secretaria de Convivencia y Control Ciudadano de La Plata, Virginia Pérez Cattaneo, quien ya había adelantado semanas atrás que la Comuna trabajaba en la presentación judicial. Para ello, había mantenido una reunión con el ministro de Justicia de la provincia, Julio Alak, según confirmó a Pulso Noticias.

Además, desde el municipio insisten con la existencia de una supuesta “red de trata de personas” detrás de la actividad que llevan adelante los vendedores, en su mayoría de origen senegalés. Avanzando también en el presunto origen ilegal de la mercadería que ofrecen en la vía pública los trabajadores.

Sin embargo, cuando Pérez Cattaneo fue consultada por este medio sobre si esa denuncia de una supuesta “red de explotación laboral” a la que hacen referencia es en base a hechos concretos que han ido relevando, la funcionaria no brindó precisiones. Hasta el momento, tampoco se conoció el contenido completo de la presentación judicial que lo especifique.

La comunidad senegalesa vienen negando enfáticamente esa versión oficial. Ante una reciente consulta de este medio, aclararon que son ellos mismos los que compran la mercadería que después venden: “No trabajamos para nadie, cada uno por su cuenta”, afirmó en aquella oportunidad Cheik, uno de los voceros de los vendedores.

“Muchos piensan que tenemos jefes que nos mandan a trabajar pero no es así, cada uno es jefe de uno mismo”, aclaró para contrarrestar la versión oficial.

Hace poco más de una semana atrás, se realizó un segundo encuentro (denominado “mesa de diálogo”) entre las autoridades municipales y los vendedores senegaleses. Con la participación de diversos organismos nacionales y provinciales, se planteó la necesidad de un abordaje integral de la problemática que incluya la política migratoria.

Ver además: ¿Qué dejó la reunión entre el municipio y los senegaleses?

Comentarios

- Advertisement -