Piden informes en el Congreso sobre el cura denunciado Raúl Sidders

Los diputados del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) presentaron un proyecto de resolución pidiendo informe de la situación actual del sacerdote denunciado penalmente por abuso sexual

Tras la denuncia penal por abuso sexual agravado contra el sacerdote Raúl Sidders, guía espiritual del colegio San Vicente de Paul de La Plata, los diputados Romina Del Plá y Nicolas Del Caño presentaron un proyecto de resolución en el Congreso de la Nación. Allí solicitan informes al Jefe de gabinete de la Nación, Santiago Cafiero y a la Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, sobre la situación actual del cura. Específicamente sobre sus funciones eclesiásticas y la de capellán de la Gendarmería Nacional.

A principio de año, Sidders fue trasladado junto al ex obispo auxiliar del arzobispado platense, Nicolás Baisi, a la diócesis de Puerto Iguazú (Misiones). En dicha provincia se manifestaron en contra de la llegada del sacerdote luego de conocerse las múltiples denuncias de ex alumnos y docentes del colegio San Vicente de Paul.

Entre las consultas a las autoridades nacionales se encuentran las siguientes preguntas: “¿Cuál es la situación de revista actual del cura Sidders? ¿Continúa en funciones como capellán de la Gendarmería? ¿Cuál ha sido la intervención y el curso de acción adoptado por el Ministerio de Seguridad respecto del cura capellán Sidders a partir del momento en que se conocen las graves denuncias que pesan sobre él?”.

“Informen si el cura Raul Sidders recibe ingresos mensuales en la actualidad provenientes del Estado –sea de manera directa o del sostenimiento privado del culto católico. Especificar montos y en qué concepto/s”, entre otras.

Al conocerse públicamente las denuncias de los exalumnos y docentes del colegio, afloraron muchos testimonios en las redes sociales. Todos coinciden en que al momento de confesarse con el Padre Raúl, siempre les preguntaba si se masturbaban, si lo hacían pensando en qué, y en caso de decir que no, les enseñaba a hacerlo, en especial a los varones. Asimismo, denuncian actitudes discriminatorias y denigrantes para con las niñas y adolescentes mujeres.

En tanto la autoridad máxima de la iglesia católica de La Plata, el arzobispo Víctor Manuel “Tucho” Fernández, “evitará emitir opiniones públicas, que pueden ser consideradas como una injerencia indebida o como un obstáculo a la tarea de la Fiscalía”, expresaron a través de un comunicado de prensa.

“A partir de la información recogida hasta ahora, el Arzobispo ha amonestado y reprendido al Pbro. Sidders para que evite todo lenguaje inapropiado, sobre todo ante menores de edad, y particularmente cualquier expresión referida a las mujeres que pueda interpretarse como menosprecio, discriminación o misoginia”. 

Además, según informó el Arzobispado platense “por prudencia y prevención, y sin emitir juicios prematuros, ha recomendado al Obispo de Puerto Iguazú que no encomiende al Pbro. Sidders ninguna tarea en colegios o con menores de edad”.

Cabe recordar que la investigación por los abusos sexuales cometidos por el cura Eduardo Lorenzo llevó más de 10 años, por el accionar de la fiscal Ana Medina y las intromisiones de las autoridades eclesiásticas, tal como lo denunciaron los familiares y abogados de la querella. El silencio y la prudencia prevalece ante los delitos cometidos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Comentarios

- Advertisement -