El Tedeum en la Catedral se volvió una jornada antiabortista

Fotos María Paula Ávila (Pulso Noticias)

Durante la celebración católica que contó con la presencia de María Eugenia Vidal y el intendente Julio Garro, grupos provida se manifestaron en contra de la legalización del aborto

Al tradicional Tedeum por el Día de la Independencia realizado esta mañana en la Catedral de la ciudad, además de la gobernadora María Eugenia Vidal y el intendente Julio Garro, asistieron grupos provida que, con pañuelos y globos celestes, se manifestaron en contra del proyecto de legalización del aborto.

Con el templo vallado y custodiado por un importante operativo policial, cerca de las once de la mañana, el arzobispo de La Plata, Víctor “Tucho” Fernández, comenzó esta tradicional celebración religiosa, expresando su postura y la de la iglesia en torno a la posible legalización del aborto. “La defensa del niño por nacer no es una cosa medieval o retrógrada, es una postura humanista que te puede gustar o no, pero que tiene ese sentido”.

Más tarde, ante la solemne mirada de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires y el intendente de la ciudad, el arzobispo realizó una fuerte crítica al modelo económico del gobierno. Al respecto, finalizado el Tedeum, Fernández dijo que “la cultura del descarte es una expresión del Papa Francisco que muestra muy bien lo que nos puede pasar. Al que molesta o me trae un problema, lo descarto. Esa lógica es muy peligrosa, porque si termina impregnando todo nos quedamos sin futuro”.

Por otro lado, en torno al pedido expreso que la iglesia le hizo al presidente Macri para que vete la ley, Fernández dijo: “Si el tema para mí vale mucho, tengo una opción para actuar, como hizo en su momento un agnóstico (por Tabaré Vázquez) en valor de la vida”.
Para finalizar, acerca de la eventual posibilidad de separar la iglesia del Estado, el arzobispo de La Plata dijo que “en la Argentina ya hay en parte una separación. No es que los curas estamos decidiendo todo. En Salta el 95% de los padres querían tener educación religiosa en las escuelas y la corte falló en contra. No pudimos evitarlo. También se puede votar la ley del aborto y perdemos. Aunque parezcamos más poderosos, en realidad tenemos muy poco poder”.

Al finalizar el Tedeum, los grupos provida despidieron a la gobernadora con el cántico: “Sí a la vida, no al aborto”. Sobre esta acción, el arzobispo Fernández dijo que: “Mientras no haya violencia y mientras la gente se exprese con respeto, el que defiende la vida puede pegar un grito. No vi que hayan maltratado a la gobernadora”.

Comentarios