Basta ya

¿Cuánto influye el miedo en estos tiempos? ¿Lo tomamos como una alerta positiva ante el peligro o como algo que nos paraliza?

Por Mónica Mabel Fernández*

Poder gritar, en un acto liberador, la angustia, desesperanza, desasosiego e incertidumbre ante tanto tiempo de aislamiento, sin un rumbo claro al alcance de la vista.

Tanta sobreinformacion – finalmente, desinformación- recomendaciones -muchas veces contradictorias o poco claras…- ¿Qué hago?; ¿Cuáles corresponden?; ¿Cuáles no?

¡Incertidumbre! ¿En qué se asienta? En el miedo…el miedo que, bien mirado y usado, hace a nuestra supervivencia, nos alerta sobre un peligro. Así: bienvenido, porque hará que seamos cuidadosos (usando barbijo, lavándonos frecuentemente las manos, manteniendo distancia física y… no mucho más!) y, así, precavidos salir al encuentro del otro: familiar, amigo, compañero de trabajo… en una normalidad diferente. Me acerco con prudencia y responsabilidad, como adulto consciente que soy.

Por el contrario, el miedo paralizante nos deja parados sobre un signo de interrogación que nos impide decidir con claridad qué y cómo hacer para retomar, de a poco, nuestra tarea habitual, creando confusión mental y machacamiento emocional. Nos sentimos sobrepasados y/ o agotados sin saber muy bien por qué.

El miedo es instintivo: un alerta que nos prepara para una acción defensiva. Es importante que cada uno reflexione acerca de su respuesta habitual a él: ¿ancla o motor?

Descubrir esto nos da un panorama más claro y amplio de nuestra reacción primaria ante una situación desconocida, que implica cambios. Todo un desafío…

*Psicóloga especializada en psicología clínica egresada de la Universidad Nacional de La Plata (MP 50055). Co-Creadora del espacio Crecer y Ser (en Instagram @creceryser)

Leé también: “pandemia mundial, descalabro emocionaL: ¿cómo abordar las emociones?

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre