Tu negocio es muy difícil de explicar

El Ministerio de Salud confirmó el hallazgo de 12 millones de dosis de vacunas vencidas adquiridas durante el gobierno de Mauricio Macri que nunca se repartieron entre la población. Son alrededor de 1400 millones de pesos que todavía no se terminaron de pagar

Por Lucas Mazzuca

“Tenés la licencia para envenenarnos. Pensás con audacia consejos muy agrios. Un caníbal desdentado
enseñando a masticar. Tu negocio es muy difícil de explicar y fácil de enseñar”
, dice uno de los tantos temas popularizados por Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Y pareciera ajustarse perfectamente a la figura de Mauricio Macri y su gobierno, aunque claro, el tema fue dirigido a un periodista contemporáneo de aquella época.

En este sentido, el Ministerio de Salud confirmó el hallazgo de 12 millones de dosis de vacunas vencidas adquiridas durante el gobierno de Mauricio Macri que nunca se repartieron entre la población ni fueron aplicadas, y que pudieron prevenir el avance de enfermedades en edades tempranas.

El hallazgo que una vez más confirma la negligencia de la política sanitaria del gobierno de Juntos por el cambio tuvo lugar en un frigorífico de la Ciudad de Buenos Aires y será denunciado formalmente ante la justicia por la cartera que conduce Ginés González García.

La compra había tenido un costo de alrededor de 1.400 millones de pesos y el almacenamiento en parte de las instalaciones de un frigorífico porteño implicó un extra de 15 millones de pesos. Este gasto fue en vano ante la falta de distribución por parte de las autoridades sanitarias de la cartera que durante la gestión de Macri condujeron Jorge Lemus y Adolfo Rubinstein, y que luego fue degradada al rango de secretaría con su consecuente desfinanciamiento.

El gobierno nacional estimó que el monto que le demandará al Estado el procedimiento reglamentado por las autoridades sanitarias para la destrucción de vacunas vencidas será de alrededor de 5 millones de pesos.

Qúe dijo Ginés González García

Desde el frigorífico donde se constató el hallazgo, el ministro de Salud confirmó que se tratan de “más de dos millones de antigripal y 600 de la triple”, que “sobre todo en 2018 tuvo una bajísima cobertura en la Argentina”. Según explicó, las dosis se hallaron luego de que su ministerio recibiera facturas del frigorífico por los gastos de almacenar las vacunas.

“Los argentinos habíamos comprado las vacunas, las habíamos pagado, no se habían distribuido a la gente y no se las vacunó. No sé cómo llamarlo a esto, es una barbaridad”, cuestionó. Y si bien reconoció que “a veces queda un remanente” de compras, lo que nunca ocurre es “que no se distribuyan”.

Esto, añadió, sucedió además en un año como 2018 en que “el porcentaje de vacunación de la triple fue muy bajo”. Es una aplicación que “se le da a embarazadas y pibes de hasta 11 años, y previene unas cuantas enfermedades, como tos convulsa, difteria y tétanos”, explicó. Ese año “tuvimos mala vacunación y no sé cuáles serán las consecuencias” en el futuro, añadió.

González García consideró que esto demuestra que el de Mauricio Macri “fue un gobierno al que no le importó la gente, porque gastó la plata del Estado para que después el bien no esté a disposición de la gente porque simplemente no se distribuyó”. Además, recomendó pedirles explicaciones del caso “a las anteriores autoridades que están continuamente en televisión diciendo lo que hay que hacer y dándonos consejos”.

“Son millones de pesos y de dólares perdidos y tirados. Solo en triple hubo un gasto de 7,5 millones de pesos. Y ahora hay que seguir gastando, porque hay que pagar el tiempo que estuvieron” en el frigorífico, lamentó.

Otros casos similares

Vacunas vencidas en la Provincia de Buenos Aires

Ni bien asumió el gobierno de Axel Kicillof en la Provincia de Buenos Aires, fueron encontradas en un depósito de la localidad de Melchor Romero más de 160 mil dosis de vacunas vencidas, en condiciones de ser desechadas por no haberse mantenido la cadena de frío.

Eran dosis contra la poliomelitis, doble viral (difteria y tétanos), triple viral (sarampión, paperas y rubéola) y contra la hepatitis A y B. Tenían fecha de descarte el 26 de diciembre de 2019 y los funcionarios de la gestión macrista nunca explicaron por qué no repartieron esa medicación que estaba disponible y con la que se pudo evitar el avance de distintas enfermedades.

Las bolsas de ostomía que el PAMI no repartió

Lo mismo ocurrió en el PAMI, cuando se descubrió que la gestión anterior se había negado a repartir bolsas de ostomía a pacientes con patologías severas de intestino . Se habían comprado miles de cajas que estaban en un depósito del Correo Argentino. Algunas estaban vencidas, y las que estaban en condiciones aptas para su uso fueron repartidas recién a fines de enero de este año entre 8.300 afiliados que las habían demandado con carácter de urgencia.

Netbooks arrumbadas en un depósito

En los últimos días de enero de este año, también en un depósito del Correo Argentino pero de la localidad de Tortuguitas, fueron halladas más de 100 mil netbooks, 3 mil tablets y 2 mil proyectores que tendrían que haber sido repartidas a estudiantes que habían “caído” en la educación pública.

El material que el macrismo compró y nunca entregó había sido adquirido entre 2016 y 2017 por la empresa Educar SE y debía haber sido distribuido en el marco de los programas Escuelas del Futuro, Aprender Conectados (ex Conectar Igualdad), Aulas Digitales y Primaria Digital.

Comentarios

- Advertisement -