La UTT lamentó el femicidio de la joven productora

El sábado pasado una agricultora de 25 años recibió un disparo en el abdomen por parte de su pareja en la vivienda que compartían en esa localidad. La organización acompaña el pedido de justicia

El sábado pasado, una joven de 25 años fue asesinada por su pareja de un disparo en el abdomen en la localidad de Etcheverry. El femicidio ocurrió el sábado pasado, cerca de las 23.30, en el interior de una vivienda ubicada en 263 entre 44 y 45, donde se encontraba Lucía Correa Arena, junto a su agresor.

En las últimas horas se supo que la joven era una pequeña productora, trabajadora de la tierra, y madre de un pequeño hijo de 10 años. Por eso, desde la Union de Trabajadoras y Trabajadores de la Tierra (UTT) lamentaron el fatal desenlace y exclamaron por el fin de los femicidios, solicitando “el compromiso de los varones” para no ser cómplices de esas muertes.

El comunicado completo de la organización:

Hoy la Unión de Trabajadoras y Trabajadores de la Tierra llora. Nuestra compañera Lucía Correa Arenas, mujer de la tierra, fue asesinada ayer en La Plata, provincia de Buenos Aires. Lucía tenía 25 años y murió asesinada por ser mujer frente a su hijo de 10 años. Era una más de nosotrxs, una trabajadora de la tierra con una realidad económica desesperante que siempre agrava la violencia. El femicida se encuentra detenido e imputado por el delito de “homicidio agravado por el vínculo, por violencia de género y por el uso de arma de fuego”.

En Argentina fueron cometidos 178 femicidios entre el 1 de enero al 31 de julio de 2020. El femicidio de nuestra compañera Lucía es el número 179. 1 femicidio cada 29 horas. Al menos 8 niñes perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en julio. 97 femicidios durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio entre el 20 de marzo y el 31 de julio.

Necesitamos el compromiso de los varones para re pensarse, para estar atentos y no ser cómplices de las muertes de sus hijas, hermanas, madres y compañeras.

Estamos todos y todas enojadxs, con dolor en el pecho y los puños en alto, hoy redoblamos nuestro esfuerzo y compromiso en la lucha contra las violencias machistas, para que no haya ni una trabajadora de la tierra menos. Sostenemos que sin acceso a la tierra no hay #NiUnaMenos. Necesitamos erradicar las violencias sobre nuestros cuerpos como también en nuestros campos. Terminemos de una vez por todas con los femicidios consecuencia de una cultura machista.

No hay #SoberaníaAlimentaria si las mujeres y campesinas que producimos alimentos, que sostenemos nuestras familias y cuidamos de la tierra, sufrimos violencias.

Hoy gritamos ¡BASTA! Seguiremos luchando, con potencia feminista y colectiva, por Lucía y por todas. No estamos más solas, estamos organizadas. Juntas y juntos venceremos.

Comentarios

- Advertisement -