“La reforma al IPS que plantea Vidal es inviable”

Así se lo afirmó a Pulso Noticias, la diputada nacional por el Frente Renovador, Mirta Tundis. Además, aseguró que los jubilados “siempre pagan el pato de la boda del ajuste”, y aseguró que una vuelta al sistema de las AFJP es uno de los pedidos hechos por el FMI al gobierno de Macri

Uno de los grandes cambios a la vida cotidiana introducida por el gobierno de Mauricio Macri fue sin dudas la sanción de la Reforma Previsional en diciembre pasado en medio de una fuerte represión hacia los sectores sociales que se habían movilizado al Congreso nacional pidiendo que no se trate, lo que le trajo al oficialismo una baja sustancial de su recepción positiva en la opinión pública por tocar un tema sensible para la sociedad en su conjunto como lo son los jubilados.

En diálogo con Pulso Noticias, la diputada nacional por el Frente Renovador, Mirta Tundis, criticó duramente la política hacia los adultos mayores que viene ejecutando Cambiemos, a la vez que rechazó las intenciones del gobierno de María Eugenia Vidal de implementar cambios en el Instituto de Previsión Social (IPS) por entender que el mismo representa un retroceso “muy grande” para todos los bonaerenses.

– La crisis económica azota a la Argentina con un fuerte incremento en la inflación, y el regreso al FMI parece haber agravado la situación más que mejorarla, ¿cómo repercute todo esto en los jubilados?
– En realidad todo esto viene desde hace rato afectando a los jubilados, porque en el mismo momento que en el mes de diciembre los diputados oficialistas, junto a diputados opositores que apoyaron al gobierno, aprobaron la nefasta Ley de Reforma Previsional le quitaron derechos consagrados a los jubilados. En el mes de marzo deberían haber cobrado casi $8.200 de haber y recién ahora con el haber de junio pasarán a cobrar $8.060. Es una locura lo que se votó en diciembre y los adultos mayores lo están pagando ahora, cuando ni siquiera cobran lo que tendrían que haberle pagado en el mes de marzo. Hay una quita importante que se traduce en lo que dice el gobierno y que la gente no lo vio, no lo entendió, no le importó. Yo entiendo que muchos sean nacionalistas y digan que quieren ponerle el pecho al gobierno, que quieren ayudarlo, y es en parte entendible, pero mi pregunta es: ¿Siempre tienen que ser los que menos tienen, siempre tienen que ser los jubilados los que paguen el pato de la boda del ajuste?

La diputada del Frente Renovador contra la reforma al IPS ideada por Vidal

– ¿Los jubilados son los que más pierden ante el primer síntoma de recesión o crisis?
– En el mes de marzo los jubilados entraron perdiendo, porque cuando un gobierno dice que necesitan ahorrar 100.000 millones de pesos porque debemos pagar la coparticipación y el Pacto Federal Fiscal con las provincias, porque a la Provincia de Buenos Aires, por orden de la Corte Suprema, le tenemos que dar el Fondo del Conurbano que representan 40.000 millones de pesos, obviamente que el resto de las provincias van a patalear y van a decir que quieren lo que les corresponde, y ante este panorama la mejor idea que se le cayó al gobierno fue decir: “y bueno, se lo sacamos a los jubilados, total no van a trabajar, no paran un país, nos traen gastos como dijeron algunos diputados del oficialismo”, entonces decidieron achicar el aumento que les corresponde porque total le van a ganar a la inflación porque en el mundo entero se pagan las movilidades con el aumento por inflación, pero el mundo entero tiene otra idiosincrasia, no aumentan los alimentos de la misma manera que aumentan acá. Lo cierto es que acá, en este 2018, los jubilados entraron perdiendo, el gobierno se pudo “ahorrar” 70.000 millones de pesos, las provincias recibieron su dinero, y el que puso el bolsillo y que fue saqueado es el jubilado.

– Es lamentable tener que escuchar esto en un contexto de crisis con aumentos salvajes en todos los productos de la canasta básica. ¿Por qué siempre la variable de ajuste terminan siendo los jubilados y los que menos tienen?
– Todos los gobiernos, y no solo este, siempre cortan la vara por lo más delgado afectando de sobremanera la vida de los que menos tienen. Desde que tengo uso de razón, desde el año 1979 que comencé en la Caja de Jubilaciones, he visto cómo aniquilaban a los jubilados y saqueaban sus bolsillos, donde en algunos momentos estuvieron mejor, en otros más o menos y en otros muy mal, como pasa ahora, porque en estos momentos realmente la están pasando mal. Lo más llamativo es que el 54% de los votantes de este gobierno fueron jubilados que no la querían a Cristina, pero que no entendieron que ella no era la que iba a sentarse en el sillón de Rivadavia, y lo que hicieron, dándole una minoría amplia a Cambiemos, es que hayan podido aprobar un proyecto como el de la movilidad jubilatoria, que aniquiló todos los derechos, siendo esa una de las tantas sugerencias que el Fondo Monetario Internacional había hecho en el año 2016 a la Argentina: cambiar la forma de movilidad.

– ¿Era la única manera de cambiar la movilidad jubilatoria lo realizado por la administración nacional?
– Nadie se hubiera opuesto a que la cambien por nivel de inflación a partir de este año, pero en el mes de marzo se tendría que haber aplicado el aumento que correspondía de los seis meses anteriores. El gobierno se tragó un trimestre y dio vuelta de hoja, supuestamente mirando hacia adelante, les tragó a los jubilados el aumento de un trimestre y eso se puede ver en los montos, donde en marzo el jubilado tendría que haber cobrado como haber mínimo unos $8.200, pero sin embargo terminó cobrando $7.660, cobrando recién junio $8.060. Ni siquiera ahora los jubilados llegan a lo que tendrían que haber cobrado en el mes de marzo.

– ¿Por qué cree que el gobierno no entiende esto y sigue con una mirada sesgada de la realidad?
– Ellos no entienden que estos aumentos fueron hechos con la inflación del año pasado y no con la de este año, o sea que en marzo se dio con el tercer trimestre de 2017, y la que se dio ahora en junio es con la del último trimestre del año pasado, lo que ocasiona un verdadero robo para los jubilados.

– Una de las cosas que preocupa mucho en la Provincia de Buenos Aires es la reforma que el gobierno de María Eugenia Vidal quiere imponer en el Instituto de Previsión Social (IPS), ¿qué análisis puede hacer sobre lo que conllevarían estos cambios a los bonaerenses en su conjunto?
-A los jubilados de la Provincia de Buenos Aires, cualquier reforma que se quiera hacer del IPS los va a afectar notablemente. Los jubilados bonaerenses tienen un régimen especial donde se les paga de acuerdo al salario en actividad. La reforma al IPS que plantea Vidal es inviable, porque les piden 35 años de aportes o mucho más. Ellos hablan de la “armonización” que está dentro de la reparación histórica y la armonización tiene que ver fundamentalmente con los docentes que en territorio bonaerense se pueden jubilar a partir de los 50 años de edad con 25 años de aportes y 10 años al frente del grado, cuando obviamente  esperan jubilarse a mayor edad con un porcentaje mayor del porcentaje menor, pero después en el resto de los jubilados esto representa quitarles el derecho de la movilidad, del 82% Móvil, de haber estado los últimos 3 años en el mayor cargo y pagarle ese sueldo, entonces ese derecho que lo vienen teniendo todos los jubilados, lo van a perder ahora, y es una pérdida importante porque recordemos que a nivel nacional los jubilados siguen exigiendo el 82% que evidentemente no se lo van a pagar nunca.

– ¿Representa todo esto una pérdida sustancial para los futuros jubilados de la Provincia?
– Es una gran pérdida dentro de los sistemas provinciales no transferidos a los que el gobierno les va exigiendo armonización, pero en la Provincia de Buenos Aires realmente para poder cambiar la Ley del Sistema Previsional van a tener que cambiar la Constitución Provincial. El problema es que como la gente eligió mayoritariamente al oficialismo, ellos están contando con mayoría en ambas cámaras prácticamente, porque a pesar de que solo cuentan con mayoría en el Senado bonaerense, en Diputados siempre hay “amigos” que les dan una mano en este tipo de situaciones.

– ¿En sus palabras puede intuirse que hay gran chance de que esta reforma pase por la Legislatura provincial?
– La intención del gobierno de María Eugenia Vidal está, ahora hay que ver las resistencias que tiene, cómo van a proceder los diputados principalmente, donde obviamente el Frente Renovador no va a acompañar ninguna pérdida de derechos de la gente, pero para esto deberían ir con una reforma de la Constitución Provincial. Ellos ya han avanzado con los jubilados del Banco Provincia que tenían un régimen especial, donde le hicieron creer a la gente que los empleados se podían jubilar a los 45 años cuando eso no era así en lo más mínimo, que se jubilaban con pocos años de aporte y con sueldos altos cuando en realidad ellos se jubilan con los sueldos que tienen en actividad, y si los sueldos del Banco Provincia son altos para todos sus empleados bienvenido sea, porque eso beneficia a los jubilados.

– Igualmente hay una gran suma de dinero que el empleador paga en negro que no va al jubilado y eso se siente cuando se depende de un haber mínimo, ¿puede explicar esta situación?
– Yo siempre digo que cuando se habla de las diferencias en los haberes jubilatorios la empresa lo que va a hacer es tratar de pagar lo menos posible, o sea si una persona en su actividad laboral su gremio pacta como sueldo básico de convenio un sueldo de $12.000 o $15.000, mucho de ese dinero lo van a pagar en negro, entonces esa persona cuando se va a jubilar si cobraba $15.000 de sueldo, la verdad que se va a jubilar con un haber mínimo. Ahora bien, si alguien está trabajando en una empresa que va creciendo y le pagan un sueldo de $50.000, se va a jubilar por ese sueldo, entonces por eso hay tantas diferencias. También veamos que esto está demostrado en el universo de jubilados, donde el 60% gana menos de $8.000 por mes, lo que quiere decir que la gran mayoría de los trabajadores en su actividad laboral y en los pactos sindicales que hacen con los empresarios, determinan sueldos de convenio bajos, ya que los empresarios no quieren pagar sueldos altos.

– ¿Cómo se da esta situación en suelo bonaerense?
– La suerte que tiene la Provincia de Buenos Aires es que el jubilado cobra de acuerdo a ese sueldo y los que menos cobran en la Provincia son los empleados municipales, porque los municipios tienen sueldos muy bajos para el empleado municipal. Todo esto que se quiere implementar representa una grave pérdida de derechos consagrados, pero habrá que ver entonces cuál es la resistencia que los diputados opositores tengan para defender los derechos de la gente, donde se podrán hacer algunos cambios en algunos sectores pero no perder el derecho de la movilidad.

– ¿Cómo se hace entonces para detener esto?
– Acá existe una clara intencionalidad por parte del oficialismo de querer que todos los jubilados cobren un salario básico mínimo y que traten de mejorar sus haberes a través de un sistema privado. Eso es lo que se esconde detrás de la intención de quitar las movilidades y todos los derechos consagrados para los jubilados y los trabajadores. Lo que no le dice el oficialismo a los ciudadanos, y esto es lo que a mí me indigna realmente un montón, es que en el caso de los sistemas no transferidos como es el caso de la Provincia de Buenos Aires, primero que hacen aportes mayores a lo que hace un trabajador del 11%, y segundo que después estando ya jubilado se sigue aportando al IPS, es decir, al sistema previsional provincial ya que después de jubilado no se deja de aportar.

– ¿Cree que la clase gobernante dice la verdad sobre este tema?
– Lo bueno sería que los funcionarios, los políticos del oficialismo, digan la verdad sobre esto, sobre lo que es el sistema bonaerense, porque es muy fácil estar haciendo focus group o hacer encuestas para ver qué es lo que les molesta a la gente, haciendo preguntas como: “¿A usted le molesta que los jubilados bonaerenses cobren jubilaciones de privilegio?”, pero ¿a quién no le molesta escuchar que alguien cobra jubilaciones de privilegio cuando está cobrando 7.000 pesos de haber?, ¿por qué no dicen que hay un sistema que hay que cambiar?, donde ellos aportan el 13% o el 14% de sus sueldos para ganar más y que después de jubilado siguen aportando, y eso los funcionarios no lo aclaran.

– Recién habló sobre un posible regreso de las AFJP, ¿puede llegar a pasar eso en el futuro más cercano en nuestro país?
– Esto está dentro de los pedidos del Fondo Monetario Internacional al presidente Mauricio Macri y el ministro Nicolás Dujovne, hechos el año pasado. Ya se cumplieron las modificaciones de la edad jubilatoria, cambiar la fórmula de movilidad, y también afectó la nueva tasa de deducir el haber inicial, entonces lo que les falta para cumplir con el Fondo es la creación de las cuentas individuales para los ahorros voluntarios que fueron sugeridos por el FMI y modificar el haber entregando uno básico para todos los jubilados y que mejoren los futuros jubilados sus haberes con los ahorros voluntarios.

– En los años 90 las AFJP utilizaron el dinero de los jubilados para jugar con esos activos en la llamada “timba financiera”, ¿cree que eso puede volver de la mano de las aseguradoras privadas?
– Recordemos que las AFJP “timbeaban” con el dinero de los jubilados, usaban las mesas de dinero donde llegaban a ganar millones y no les comunicaban a los clientes, pero sí comunicaban cuando perdían en esa timba, donde hubo millones de casos de estafas a los aportantes, y lo cierto es que cuando los trabajadores, o los “clientes” como ellos les decían, pasamos nuevamente al sistema de reparto y llegaron los resúmenes de cuenta reales de los valores que tenían por esta timba que habían hecho dentro de la Bolsa con valores de diferentes empresas, en lugar de tener $100.000 tenían $70.000, se agarraban la cabeza ya que habían perdido durante todos esos años por la timba financiera que habían organizado las AFJP.

Comentarios

- Advertisement -