Lo improbable del tiempo: criar en cuarentena

Estefanía y Nicolás son xadres de Río, un bebé de 8 meses de vida. Viven en La Plata y nunca se imaginaron criar en un contexto de cuarentena, aisladxs y con la complejidad de extremar cuidados ante la emergencia sanitaria que está viviendo el país hace más de 130 días

Desde que comenzó el aisalmiento decidieron documentar el paso de los días a través de un ensayo fotográfico documental llamado “Lo improbable del tiempo”.  El trabajo indaga sobre la crianza, el aislamiento, el agotamiento del teletrabajo, la falta de contacto social y los momentos de disfrute dentro del hogar. Un ensayo en el que lo doméstico y el encierro se resignifican y el relato se convierte en una bitácora que grafica la situación de muchos otros padres y madres primerizos. 

Estefanía se dedica a enseñar circo y  además es gestora cultural en el espacio La Gran 7. Debido al aislamiento social tuvo que reconvertir sus clases y construir una serie de estrategias de sostenimiento para que el espacio no cierre. 

“Durante el proceso del embarazo nos interesó mucho buscar una tribu de crianza para no tener que criar solxs y poder compartir con otras parejas las dificultades, los miedos y también las cosas lindas que nos regalan el crecimiento de lxs bebxs. Sin embargo, nos tocó vivir el aislamiento y todo contacto se volvió virtual. Creamos un Instagram que se llama “Criando con errores”  por ese medio construimos una tribu virtual que intercambiamos información y consejos.  En cuanto a nosotrxs tuvimos que fortalecer mucho el vínculo. Es importante ser conscientes que une tiene que ser sostén y complemento del otrx para poder atravesar de manera equilibrada esta cruzada. También hay un plano de mucho disfrute de estar todo el tiempo a disposición del bebé para garantizar su bienestar”, dice Estefanía.

“Hace 4 meses que estamos encerrades y nos resulta difícil hacer todo. Extrañamos mucho a nuestra familia y amigxs. Muchas veces necesitamos sus manos para resolver las tareas maratónicas que significa atender a un bebé y cumplir con las responsabilidades laborales. Sabemos que todo va a pasar y vendrán tiempos mejores. Ahora tenemos que cuidarnos y hacer refugio”, relata Nicolás, que además de ser padre de Río es comunicador y fotógrafo en la UNLP.

¿Qué hacer con el tiempo cuando ya lo programado en el calendario no tiene sentido y nos encontramos amenazadxs por una pandemia?

Hacer refugio y luego reinventarnos

Nunca nos imaginamos:

Criar un bebé en un contexto de aislamiento,

Abrazar las pantallas como única señal de contacto humano 

Sentir el miedo a lo desconocido

Trabajar sin límites hasta que el cuerpo avise

Experimentar el afuera como lo exótico

Desear el calor del encuentro

Y sentirnos una tribu poderosa.

Este relato puede seguir creciendo o quizás termine acá. 

No hay lugar para superficialidades, lo esencial son lxs otrxs. 

Lxs que deseamos volver a ver porque con ellxs construimos 

nuestras memorias.

Comentarios

- Advertisement -