Desplazan a Silvia Martínez Cassina del noticiero de Canal 13

La periodista, delegada sindical, denunció a la empresa por invisibilizar a las mujeres en sus avisos promocionales y se solidarizó con los trabajadores de Polka, que no cobran su sueldo desde marzo. Tras 23 años de conducir el ciclo del mediodía, fue reemplazada por Sergio Lapegue

“Libertad de expresión” reclaman sin argumentos desde el Grupo Clarín. A eso también se sumó Mauricio Macri, el político más mimado por la empresa más grande del país y claro que también todo Cambiemos se subió al barco, pidiendo por una libertad que no fue limitada. El argumento que utilizan es la cuarentena dispuesta por el gobierno, la cual está claro el resultado sanitario que viene arrojando. No es más que intentar debilitar al gobierno que lidera Alberto Fernández.

Pero parece que esta empresa se maneja bajo el lema “haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago”. En este sentido, la periodista Silvia Martínez Cassina se desempeñaba en la conducción del noticiero del mediodía de Canal 13 desde hace 23 años. Sin embargo, de un tiempo a esta parte viene sufriendo un proceso de hostigamiento de parte de la empresa que concluyó en su desplazamiento del programa. La reemplaza Sergio Lapegüe, a pesar de que éste sale al aire desde su casa porque realiza una cuarentena estricta por cuestiones de salud.

El desplazamiento de Martínez Cassina no responde a criterio profesional alguno. La periodista ha venido jugando un papel destacado en la reconstrucción del tejido gremial en el canal, donde fue elegida delegada gremial del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), donde también tiene un papel destacado en su participación en la Secretaría de Mujeres y Género.

Como parte de esa actividad es que, recientemente, denunció junto con sus compañeras una política definida de parte de la empresa para invisibilizar a las periodistas mujeres no solo en su rol de conducción sino también en la imagen de los avisos mediante los cuales la emisora publicita sus noticieros.

La conductora no sólo se desempeña como delegada en defensa de sus compañeros de trabajo y participa activamente de la vida sindical del SiPreBA sino que se ha mostrado recurrentemente solidaria con otros conflictos gremiales. Sin ir más lejos, esta misma semana se pronunció públicamente en solidaridad con los trabajadores de la productora Polka, perteneciente al mismo grupo empresario que Canal 13, quienes no perciben sus salarios desde el mes de marzo.

Martínez Cassina, junto con el colectivo Periodistas Argentinas, llevó su denuncia a la Defensoría del Público de la Comunicación Audiovisual y logró la solidaridad de un amplio espectro político y sindical, empezando, claro, por el propio SiPreBA y el SATSAID, sindicato de los técnicos de la televisión, que repudiaron a la empresa por el desplazamiento de la conductora.

Con todo, la denuncia de Silvia Martínez Cassina no resulta un caso aislado. La política anti sindical del Grupo Clarín/Artear tiene larga data y encontró su punto máximo en el despido de la totalidad de la comisión interna electa en el diario Clarín en el año 2000, cuando la redacción fuera rodeada por la Gendarmería para impedir el ingreso de los delegados. La desarticulación gremial solo pudo ser superada casi 15 años después. Lo mismo ocurrió con la persistente persecución de los delegados gráficos de AGR Clarín que concluyó, directamente, en el cierre de la planta en 2017.

Con información de Tiempo Argentino

Comentarios

- Advertisement -