Trabajadores de la cultura movilizaron para pedir una compensación salarial

A fin de visibilizar la crisis del sector, sin ingresos desde que comenzó la cuarentena, primero concentraron frente a la sede del Ministerio de Producción bonaerense para luego dirigirse al Palacio Municipal. Cobertura y fotos de la jornada.

Trabajadores y trabajadoras de la cultura de la región se manifestaron este mediodía en el centro platense para pedir la urgente implementación de medidas que ayuden al sector, profundamente afectado por la caída de sus ingresos a raíz de la cuarentena obligatoria.

Las y los artistas autoconvocados, la mayoría de ellos integrantes de centros culturales y colectivos artísticos de la ciudad, se concentraron frente a la sede del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires (51, e/10 y 11), donde hicieron efectiva la entrega de un pliego con todos sus reclamos. Posteriormente, se dirigieron al Palacio Municipal (12, e/ 51 y 53) para hacer lo propio ante las autoridades locales.

“Estamos en una situación de emergencia muy grande, porque con la pandemia hace más de cuatro meses que no vemos un peso. Históricamente nuestro trabajo fue muy precarizado y ahora todo eso se agravó con el cierre de las salas de teatro, centros culturales y otros espacios donde solemos desenvolvernos”, señaló a Pulso Noticias Sofía Mata, quien además de integrar el Centro Cultural y Político Rebelión está organizada dentro de la Red de Trabajadores Precarizados.

Desde que comenzó la cuarentena, el gobierno nacional lanzó -a través del Fondo Nacional de las Artes- las becas “Sostener Cultura” y “Sostener Cultura 2”, que destinan al sector sumas de hasta 20 mil y 30 mil pesos por solicitante, respectivamente. Sin embargo, según Mata, esta política resulta insuficiente: “El problema con las becas es que tenemos que competir entre nosotros para ver qué es lo que nos pueden dar. Además, suele pasar de que se cobran mucho tiempo después. La realidad es que no alcanzan para vivir”.

Ante este escenario, el sector pide dos acciones concretas: por un lado, el cese temporal del pago del alquiler donde funcionan los centros culturales y, por otro, un salario de 30 mil pesos financiado con los impuestos que pagan las grandes compañías de contenidos digitales que operan en el país, como Netflix, Spotify, Amazon Prime Video, entre otras.

La protesta frente al edificio de la cartera que dirige Augusto Costa incluyó además intervenciones artísticas callejeras, a través de las cuales se expresaron todo tipo de consignas: “Es importante que hayamos decidido unir fuerzas, cada uno coordinando desde su lugar. Unirnos permitirá que nuestra voz se amplifique mucho más y nuestros reclamos puedan oírse”.

Los pedidos de ayuda de los trabajadores de la cultura van más allá de cualquier nivel estatal. Según afirman, en las últimas semanas enviaron, tanto particular como colectivamente, correos electrónicos a las distintas dependencias (nacional, provincial y municipal) contando su situación. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la respuesta fue nula o insuficiente.

Recién hoy, gracias a la movilización, pudieron entregarle en mano una carta colectiva al personal de guardia de la Subsecretaría de Promoción Sociocultural bonaerense, a cargo de Lorena Riesgo. “No nos dieron una reunión porque hay muy poca gente en el Ministerio, pero al menos recibieron el pliego”, dice Federico, de “Músicos Organizados”, esperanzado con que ese gesto no haya sido solo una mera formalidad.

leé también: “actores y actrices reclaman a garro por salarios adeudados desde 2019”

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre