La anatomía digital gana espacio en las aulas de la Universidad

En la Facultad de Medicina de la UNLP ya se enseña a partir de la reconstrucción tridimensional órganos. La técnica sirve además para mejorar la planificación de cirugías complejas y el entrenamiento quirúrgico

Conscientes de la importancia de desarrollar intervenciones quirúrgicas cada vez menos invasivas en los pacientes, desde la Universidad Nacional de La Plata se hacen simulaciones para planificar cirugías disminuyendo notablemente los riesgos. A partir de imágenes obtenidas por medio de diferentes soportes, se crean modelos tridimensionales (3D) de la anatomía humana, de sumo interés al momento de la toma de decisiones por parte de los profesionales de la salud.

El desarrollo, que también se utiliza para entrenar a los cirujanos más jóvenes, se lleva adelante a través del grupo de trabajo del Laboratorio de Investigaciones Morfológicas Aplicadas “Dr. Mario H Niveiro” (LIMA), de la Facultad de Ciencias Médicas.

Los responsables de la iniciativa explicaron que desde el Laboratorio se aborda la anatomía digital a través de softwares de pc o aplicaciones de smartphones, como es el caso de Sketchfab; con realidades mixtas –por medio de un desarrollo en conjunto con el Laboratorio EmmeLab, de la Facultad de Artes de la UNLP- y con impresiones en 3D.

Las impresiones se desarrollan a partir de fotografías de cortes anatómicos seriados del proyecto Korean Visible Human (KVH) o de archivos Digital Imaging and Comunication in Medicine (DICOM), de tomografía computada o de resonancia magnética nuclear. El proceso se lleva a cabo mediante el uso softwares especializados que permiten realizar la segmentación, es decir separar distintas estructuras anatómicas. Una vez creada la versión final, el mismo es difundido utilizando diferentes plataformas digitales o se materializa mediante impresiones 3D.

La impresión 3D se utiliza como complemento de las imágenes médicas para mejorar la planificación de cirugías complejas y entrenamiento quirúrgico. Se generan réplicas exactas de la anatomía del paciente, lo que permite obtener un modelo físico donde analizar y ensayar los procedimientos quirúrgicos, previo a la intervención. Los modelos pueden editarse por computadora e imprimirse utilizando colores y materiales variados con el fin de desarrollar el más útil para la particularidad de cada paciente.

Guillermo Prat, director del proyecto, explicó que “en el Laboratorio se imprimen órganos, huesos y segmentos del aparato cardiovascular. La reconstrucción tridimensional y ya no sólo biplanar complementa el entendimiento de la arquitectura y las relaciones de las diferentes regiones anatómicas”.

Un ejemplo de este proceso es “aplicar la simulación sobre los modelos impresos de cada paciente para colocar endoprotesis disminuyendo los riesgos quirúrgicos”, agregó Prat.

De la Facultad al hospital público

El equipo de investigación, junto a cirujanos cardiovasculares del Hospital Interzonal General de Agudos General José de San Martín de La Plata, implementan la aplicación clínica de la anatomía digital. En este marco, se plantea la interacción de los integrantes del LIMA y los cirujanos del nosocomio provincial, para el desarrollo de modelos que permiten simular la intervención sobre el paciente.

En el área clínico-quirúrgica pueden ser utilizados tanto para el análisis de estructuras anatómicas de estudios por imágenes, como para simuladores de procedimientos variados, o para la planificación quirúrgica. Prat sostuvo que “esta cooperación busca facilitar el trabajo de los especialistas, así como crear simuladores que permitan entrenar a los cirujanos más jóvenes”.

La digitalización de las impresiones en 3D también genera su aporte en el área pedagógica, convirtiéndose en una herramienta tanto para el docente como para el estudiante, complementando el tradicional uso de la anatomía cadavérica.

El uso de la imagen tridimensional para el aprendizaje de la anatomía es una de las herramientas que docentes especializados buscan expandir a partir de programas en los se pueden disecar distintas estructuras del cuerpo humano, dibujarlas, rotarlas y mirarlas desde distintos ángulos, como si estuvieran en la mano del estudiante.

Si bien los investigadores aclaran que los “preparados” son irreemplazables al momento de estudiar la anatomía humana, afirman que la observación de imágenes con Realidad Aumentada (RA) o el uso de piezas impresas en 3D es un complemento muy importante para analizar músculos, huesos o arterias del cuerpo.

Una de las aplicaciones que se puede encontrar en https://sketchfab.com/LIMA.UNLP permite al alumno observar un órgano del cuerpo y hasta autoevaluarse por medio de un sistema interactivo de preguntas. Por medio de las realidades mixtas se busca facilitar la interacción entre el usuario y el objeto de estudio.

También por medio de RA el alumno puede proyectar la imagen tridimensional desde su celular, enfocando los distintos lados con las diferentes texturas de una pieza determinada.

El proyecto se desarrolla de forma conjunta con el Laboratorio de EmmeLab de la Facultad de Artes, a cargo de desarrollar técnicas para facilitar el acceso y la visualización de los modelos tridimensionales creados.

El LIMA es una de las subsedes de la Cátedra de Anatomía Digital de la Unesco, dependiente del departamento de Anatomía de la Universidad París- Descartes perteneciente a La Sorbona. En este marco se llevan a cabo intercambios de médicos, estudiantes, tecnología, información y capacitación con la Facultad de Medicina de la Universidad platense.

Fuente: UNLP

Comentarios

- Advertisement -