La Agremiación Médica Platense anunció medidas por el conflicto con IOMA

Este martes realizarán una caravana de autos desde el Instituto del Diagnóstico hacia la sede de la obra social. Además, el miércoles y el jueves atenderán sin costo a los afiliados a la entidad bonaerense. Denuncian una presunta “maniobra extorsiva”. Desde IOMA negaron las acusaciones y anunciaron que trabajan para aumentar los honorarios

La Agremiación Médica Platense (AMP) realizó este mediodía una conferencia de prensa en la que anunció medidas de fuerza para esta semana en el marco del conflicto que sostiene con el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), entidad que denunció a 12 médicos por presuntos cobros indebidos y a la institución profesional por falta de control.

En ese marco, se informó que este martes realizarán una caravana de autos que partirá desde el Instituto del Diagnóstico (calle 62 entre 2 y 3) y se dirigirá a la sede de IOMA, previo paso por la Casa de Gobierno y la Municipalidad. Asimismo, como segundo escalón de la medida de fuerza, se informó que durante el miércoles y el jueves se atenderá sin costo a los afiliados a la obra social bonaerense para lo que son prestaciones programadas, al tiempo en que aseguraron que de todas formas garantizarán las prestaciones de urgencia.

Crece el conflicto

Si bien la AMP arrastra reclamos hacia IOMA desde hace varios años -debido a los recurrentes y millonarios retrasos en los pagos del convenio, a la falta de implementación del nuevo nomenclador y a la ausencia de aumento de los copagos en las consultas- en la última semana el conflicto escaló más alto con la denuncia de las autoridades de la obra social hacia la Agremiación acusándola de una supuesta defraudación por no controlar la facturación presuntamente falsificada por 12 médicos.

Jorge Varallo, presidente de la AMP, calificó como “una extorsión” al accionar de IOMA y remarcó se saltearon todos los procesos administrativos correspondientes. En el mismo sentido, el asesor legal de la entidad, Carlos Figueroa, explicó que “desde el IOMA se imputa a la AMP por presunta falta de controles sobre lo facturado por esos 12 médicos cuando, en realidad, de acuerdo con la cláusula 13° del convenio firmado entre IOMA y AMP es el Instituto el que debe proceder cuando recibe dos o más denuncias por irregularidades o cobro indebido mediante una notificación a la Agremiación Médica, cosa que no se hizo y, a su vez, la AMP tiene un plazo de tres días hábiles para hacer observaciones. Pero, además, el IOMA que tiene posibilidad de suspender al médico que haya cometido una irregularidad sin intervención de la AMP”.

Varallo vinculó la presunta maniobra “con un objetivo claro que es instaurar un sistema que limite la libre elección (de los médicos por parte de los afiliados y afiliadas) y limite también la calidad de atención y la accesibilidad de los afiliados de la ciudad al sistema de salud que existe hoy en día” y destacó que el ataque a la entidad que preside sucede porque “la Agremiación Médica se ha convertido en garante del sistema de salud que quieren demoler”-

Por otro lado, cuestionó la asistencia que la Gobernación bonaerense le otorgó a las clínicas privadas de la provincia durante la pandemia, al expresar: “le hemos propuesto a la obra social un plan de contingencia, que no solamente garantice la manutención mínima de los médicos que trabajan en el sistema privado, si no que también garantice la supervivencia de los consultorios y clínicas especializadas que no solamente atienden la mayor parte de a consulta y de las prácticas ambulatorias, si no que también emplean a miles de personas dentro de la región. Pero el señor gobernador ha privilegiado a los dueños de la salud en lugar de mirar para el lado de los trabajadores”.

También mencionó que los directivos de la obra social insisten en la utilización de fondos aportados por los trabajadores con objetos que nada tienen que ver con la salud, que no deberían comprar clínicas o sanatorios privados para “pamizar” el sistema sino mejorar la atención y las prestaciones de todos los afiliados, y destacó que “el IOMA arrastra 24 meses sin autorizar un aumento de los copagos en las consultas y prácticas médicas”.

Sobre el punto de una posible “pamización” del sistema y del presunto intento de compra de acciones del Instituto del Diagnóstico, Varallo reconoció que no le consta que la Provincia esté avanzando concretamente en ese sentido pero señaló que han recibido “desde los accionistas principales la noticia de que el Estado se haría cargo de la institución comprándola en un fideicomiso”.

En ese sentido, tomó la palabra el presidente del Colegio Médico Distrito I, Jorge Mazzone, para justificar por que le temen a una supuesta “pamización”, señalando: “los pobres médicos de Pami tienen que soportar cápitas de 800 a 900 afiliados a cargo y para poder ver a todos necesitan meses de turnos, también capitan a los afiliados en los hospitales públicos, eso es una estafa porque no tener obra social y tener el Pami es lo mismo, si el gobierno provincial aboga por eso significa que quiere la destrucción de la obra social de la provincia”.

A pesar de que las actuales autoridades de IOMA niegan que se vaya a avanzar hacia la estatización de clínicas -y la temida “pamización” del sistema que denuncian las corporaciones médicas- desde la AMP insistieron en las versiones surgidas de los accionistas del Instituto del Diagnóstico y afirman que hay “señales” de que quieren cambiar el sistema de salud hacia uno que entienden redundará en una “pauperización” de la atención.

La respuesta de IOMA

Por su parte, el titular de la obra social bonaerense, Homero Giles, negó lógicamente de forma rotunda la existencia de una extorsión, así como también la intención de eliminar la libre elección de los médicos por parte de afiliados y afiliadas.

Sobre la denuncia efectuada, señaló que “se basan en auditorías internas que detectaron maniobras para que el Instituto pague prestaciones que no se realizaron” y que IOMA “ha presentado con la denuncia, pruebas y documentación respaldatoria sobre facturación sin contraprestación; facturaciójn con firma de afiliadas y afiliados falsificadas y facturación sin documentación de respaldo”.

“Los desvíos constatados llevaron a que se debiten cerca de ocho millones de pesos de la facturación presentada por la AMP, que es la entidad encargada de administrar y recibir los pagos del contrato de prestación de profesionales médicos de La Plata, así como de ejercer el control sobre los mismos y su facturación, conforme el artículo 16 del convenio”, explicó Giles.

A su vez, el titular del IOMA comunicó a los médicos que la entidad se encuentra trabajando “para actualizar los valores de sus honorarios y en un plan de apoyo financiero viable”.

Comentarios

- Advertisement -