Garro mete cambios: sale Di Grazia de Control Ciudadano, entra Pérez Cattáneo

El funcionario fue corrido de escena tras haber sido sostenido a capa y espada por el intendente Julio Garro durante cuatro años, a pesar de los múltiples conflictos en los que se vio envuelto. La ex delegada municipal de Villa Elisa se transformó este miércoles en la primera mujer al frente de la secretaría

Por David Barresi

La Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano, antes conocida como Control Urbano, es una de las que ostenta mayor exposición pública dentro del gabinete municipal, y no fue la excepción desde que comenzó la gestión del intendente Julio Garro. Por un lado, porque varias de las políticas implementadas por el municipio tienen a la calle como escenario de disputa, y por otro porque se trata de un organismo recaudador, que tiene a su cargo el control de la nocturnidad, el tránsito vehicular y el comercio callejero, entre otras tareas.

A partir de este miércoles y tras haber estado cuatro años como titular del área, Roberto Di Grazia dejará el cargo. Quien entrará en funciones hoy mismo es la ex delegada municipal de Villa Elisa, Virginia Pérez Cattáneo, transformándose así en la primera mujer a cargo de esta secretaría.

Di Grazia finalmente fue removido tras haber sido defendido a capa y espada por Garro en los múltiples conflictos en los que se vio envuelto, prácticamente desde el principio de su gestión. Los rumores sobre su posible corrimiento ante cada episodio turbulento fueron siempre desmentidos y su salida se ejecuta ahora, con la excusa del “parate administrativo producto del aislamiento obligatorio”.

Las fiestas clandestinas

Cuando hacía menos de un mes que estaba en funciones el nuevo gobierno municipal de Cambiemos, en la madrugada del 1ro de enero de 2016 se produjo la muerte de la joven Emilia Uscamayta Curí, en una fiesta clandestina en la quinta San Cayetano, ubicada en 520 entre 159 y 160 de Melchor Romero.

El único funcionario imputado en la causa, luego de varias apelaciones, es el ex Secretario de Seguridad Municipal, Daniel Piqué, quien en sus declaraciones ante el fiscal desligó la responsabilidad en el ex jefe de la Policía Local, Sebastián Martínez Pass, y en Di Grazia. Si bien el evento no había sido autorizado por Control Ciudadano, se llevó a cabo igual y los familiares de la joven continúan denunciando que esto fue producto de la connivencia municipal con “los empresarios de la noche”.

Los dueños de la noche

Justamente, otro de los escándalos públicos en los que estuvo involucrada su gestión en la Secretaría fue en mayo de 2018 cuando un vehículo de Control Ciudadano fue filmado arribando al boliche Praga, ubicado en 4 y 49, tras haber recibido una denuncia por ruidos molestos. En el video, que se viralizó en las redes sociales, se ve a dos agentes municipales llevándose una bolsa negra, mientras el local proseguía con sus actividades habituales. A raíz de aquel hecho fueron suspendidas por el Municipio las dos personas que intervinieron en el hecho.

Sin embargo, la ex concejala de Cambiemos, Florencia Rollié, consideró que ese suceso no era algo aislado, sino era “algo habitual” y presentó tres meses después una denuncia en la sede de las fiscalías platenses contra la Municipalidad por la falta de controles en al menos cinco boliches de la ciudad. Afirmó que era apenas una muestra de una situación generalizada y sistemática que involucraba el accionar de al menos dos dependencias de la Comuna: la Agencia de Recaudación y la Secretaría a cargo del propio Di Grazia.

“La noche platense se caracteriza por la impunidad, y esto necesariamente tiene que ocurrir sólo si el Estado por lo menos está ausente. Después será tarea de la Justicia investigar el rol de cada uno de los funcionarios competentes”, había relatado la concejala.

El comercio callejero

Otro de los momentos calientes de la gestión del funcionario saliente fue la avanzada que la gestión de Julio Garro pretendió dar contra los trabajadores y trabajadoras de la venta ambulante. En particular contra la Feria Americana de Plaza San Martín, y los feriantes de la comunidad senegalesa.

En 2019, un año después de haber intentado sin éxito avanzar con el Código de Convivencia que apuntaba entre otras cosas a correr a estos sectores del centro de la ciudad, la Intendencia con aval de la Gobernación de María Eugenia Vidal militarizó plaza San Martín y durante por lo menos cuatro meses impidió el trabajo de los vendedores y vendedoras ambulantes.

En ese contexto, la comunidad senegalesa le había apuntado directo a Di Grazia, calificándolo de “mentiroso” al haberles ofrecido gratuitamente 200 puestos en una feria de Altos de San Lorenzo, para que fueran a trabajar allí y no en el centro de la ciudad, pero finalmente al llegar al lugar los administradores del predio pretendieron establecerles un canon a los feriantes, imposible de pagar.

Oxigenando el Gabinete

La gestión de Di Grazia al frente de la Secretaría no estuvo exenta de conflictos gremiales. El año pasado hubo varias medidas de fuerza del personal por conflictos salariales, y a principios de 2020 la situación pasó a mayores: la Municipalidad quiso despedir 70 trabajadores y trabajadoras, que luego tuvo que reincorporar tras las intensas protestas y la mediación del Ministerio de Trabajo bonaerense.

El desgaste del funcionario ya era evidente, y desde la Municipalidad asumen que desde fines del año pasado ya estaba pautado el recambio. No obstante, y tras el paso de las elecciones, se determinó mantener la estructura del área teniendo en cuenta que los últimos meses del año requieren de un trabajo intenso en el control de la nocturnidad, las fiestas clandestinas, la venta ilegal de pirotecnia y el inicio de las colonias de verano, entre otras cuestiones.

A dos semanas de que la comuna volviera a la carga con la persecución del trabajo ambulante, con la detención de un trabajador senegalés que provocó la movilización de la Municipalidad, la intendencia decidió oxigenar el gabinete y reemplazar a Di Grazia.

La ex delegada de Villa Elisa Virginia Pérez Cattáneo entrará en funciones hoy. Desde la comuna rescataron su experiencia y el hecho de que una mujer esté al frente del área. “Estamos atravesando un momento muy complejo, donde los vecinos necesitan de un Estado que esté cerca. Este cambio en el gabinete tiene que ver con eso, acompañar a los sectores comerciales, de transporte y de servicios en esta crisis”, afirmó Garro.

“Creo en la paridad de género, en un municipio de múltiples voces y en el trabajo en conjunto”, subrayó el Intendente, y agregó: “Virginia es una mujer de una gran experiencia en el territorio y confío en que va a hacer un buen trabajo, como lo ha demostrado siempre”.

Pérez Cattáneo tiene 45 años, es madre de tres hijos y Licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales. Entre 2013 y 2015 trabajó en la Defensoría del Pueblo de la Provincia especializada en el área de medio ambiente. Desde el 2016 al 2017, se desempeñó como Relatora de la Comisión de Cultura y Educación del Senado de la Provincia. En el 2017 asume como delegada municipal de la localidad de Villa Elisa y después, a principios del presente año, fue designada como Directora Ejecutiva del Comité Operativo de Emergencias Municipal (COEM), cargo que desempeñó hasta la actualidad.

Comentarios

- Advertisement -