Protesta en Berisso contra el “manejo discrecional de recursos” en barrios

Vecines que activan en los barrios populares del movimiento social FPDS-CP realizan una concentración en las puertas del municipio para exigir al intendente Fabián Cagliardi que renueve las cooperativas y reestablezca la entrega de alimentos a sus comedores

Esta mañana las calles céntricas de Berisso cambiaron su paisaje: un grupo de trabajadoras y trabajadores de cooperativas de la ciudad se movilizaron a las puertas del municipio, para ser atendidas por el intendente Fabián Cagliardi

Se trata de militantes, vecinas y vecinos que participan de las asambleas, comedores y actividades del Frente Popular Darío Santillán Corriente Plurinacional, organización que, tal como expresó Pulso Noticias la semana pasada, activan en 7 barrios del distrito rivereño.

La protesta tiene como objetivo “exigir que la Municipalidad de Berisso de respuesta a la situación de vulnerabilidad social que vivimos los barrios populares”, expresaron en un comunicado de prensa. Y que, agregaron, en este marco de pandemia y empobrecimiento, el municipio que dirige Fabián Cagliardi del Frente de Todos “decidió recortar los alimentos frescos a los comedores populares que estamos en los barrios más vulnerables y (…) no renovar los contratos a las cooperativas que venimos desde hace más de diez años limpiando y manteniendo los barrios por sueldos miserables”.

Desde Berisso, Gladys Vega explicó a Pulso Noticias que la situación en el municipio estaba “muy tensa… el intendente intentó sacar de prepo a una compañera, no quiere reconocer lo que dijo ni aceptar nuestros reclamos”, expresó. “No solamente se metió con el sueldo de los compañeros sino con la panza de los compañeros… hoy no nos vamos sin una respuesta concreta”.

El FPDS-CP trabaja en diferentes barrios de Berisso desde 2002. “En todo este tiempo, con dificultades y producto de mucha lucha, hemos conseguido puestos de trabajo en cooperativas y ciertos alimentos para poder complementar el alimento que hacemos en los comedores. Pero desde que asumió el nuevo intendente, que se autoproclama como un gobierno popular, estos derechos fueron recortados. ¿Cómo se explica esto?”, critican duramente.

Y además de la pregunta realizada, esbozan que: “Creemos que la única explicación es que existe una discriminación a las organizaciones que no son oficialistas o “amigas” del gobierno”. Ya que, según agregan, “vemos todos los días “bajar” mercadería en cantidad a amigos y “punteros” del municipio, crearse nuevas cooperativas con recursos municipales y nacionales, y al mismo tiempo, se nos dice que no hay dinero para continuar con los trabajos que venimos garantizando dignamente hace décadas.

El pliego de demandas al municipio son: nuevo contrato para las cooperativas de trabajo para el mantenimiento barrial, mejores condiciones laborales, herramientas e indumentaria de trabajo y aumento salarial. También infraestructura y acceso a la tierra para viviendas dignas. Políticas de presupuesto para la niñez, la juventud y de género. Que se reestablezca el apoyo a los comedores populares.

Finalmente desde la organización expresaron que “somos las organizaciones sociales y populares las que creamos un mundo nuevo cada día en los barrios populares, educando a niños/as y jóvenes, conteniendo y atendiendo situaciones de violencia de género, aportando a que adultos /as finalicen sus estudios o tengan un trabajo digno, y además haciendo los arreglos barriales que el municipio no hace llegar a los territorios alejados del centro”.

Comentarios

- Advertisement -