El Turf: otra actividad que pide volver a funcionar

Esta mañana protagonistas de la actividad realizaron un banderazo en el Hipódromo de La Plata, al igual que en otros circuitos de país. Afirman que tienen un protocolo para poder funcionar sin público. Señalan que sólo en la ciudad hay 6.000 personas que dependen directamente de este trabajo

Sin carreras desde mediados de marzo, trabajadores y trabajadoras de la actividad del Turf afirman estar en una compleja situación económica y buscan que se vuelva a poner en funcionamiento el sector, con los protocolos adecuados que les permitan reactivar el rubro sin correr riesgos de contagio de Covid-19.

Esta mañana realizaron un banderazo de protesta en todo el país, que tuvo su capítulo en el Hipódromo de La Plata. “Es para mostrarle a las autoridades que somos muchas personas que vivimos de esto. Nos tienen frenados con el tema de la reanudación de las carreras, y sin carreras esta actividad va a tender a desaparecer”, explicó a Pulso Noticias Nahuel Orlandi, entrenador de caballos de carrera.

“El último día que se corrió en el país fue el 17 de marzo. Ya llevamos prácticamente tres meses y nos la quieren estirar dos meses más. Realmente no se puede. Los propietarios, que son los que compran los caballos, y los que los mantienen mensualmente, ya empezaron a llevarlos al campo, a venderlos”, aseguró y remarcó: “acá en La Plata nosotros calculamos que directamente vivimos de esto 6.000 personas, es mucha gente”.

Según indicaron en el comunicado emitido previo a la convocatoria, la intención de reactivar las carreras tiene la finalidad “de abonar los sueldos de aquellas personas que están siendo afectadas por la cuarentena del COVID-19 y poder mantener a sus caballos en condiciones óptimas sin endeudarse”.

“El turf está dentro del 21% de las industrias afectadas”, afirman, y precisan que tienen preparado “un protocolo para las carreras sin público”. “La industria del turf no es sólo competencias, engloba a 600 mil personas (a nivel nacional); arranca desde el haras, la avena, la talabartería, el herrero, los peones, los patrones, los jockeys, vareadores, transportistas y el propietario”, aseguran.

Orlandi detalló que en la ciudad se siguen realizando tareas de vareo de los caballos diariamente, que congregan mayor cantidad de personas que las propias carreras. “Creo que esta actividad tiene posibilidades de funcionar, tiene muchas cosas a favor. El Hipódromo es muy grande, es una actividad al aire libre. Un día de carrera, que son a la tarde, viene mucha menos gente que todas las actividades que se realizan a la mañana para varear a los caballos, y no tenemos todavía ningún caso de coronavirus”, expresó.

Comentarios

- Advertisement -