Barrios de Tolosa y Ringuelet piden asistencia alimentaria y sanitaria

Vecinas y vecinos de El Mercadito, La Unión, La Bajada, Barrio Nuevo y el Churrasco reclaman al Municipio más mercadería para los comedores. Además, solicitan el retorno de los médicos residentes del Centro de Atención Primaria de la Salud N°15 y la provisión de agua para higienizarse

La Mesa Barrial que coordinan estudiantes y profesionales de la Universidad Nacional de La Plata y que reúne a comedores, organizaciones e instituciones de la zona de Tolosa y Ringuelet, realizó hoy una conferencia de prensa para difundir los reclamos urgentes, alimentarios y sanitarios, que le están realizando a la Municipalidad.

En la de 122 y 522 se reunieron esta mañana representantes de comedores y organizaciones de los barrios La Unión, El Mercadito, Barrio Nuevo, La Bajada y El Churrasco. Tienen los mismos problemas: mayoritariamente son trabajadoras y trabajadores informales que no están pudiendo trabajar, los alimentos en los comedores no alcanzan, y ni siquiera tienen buena provisión de agua para poder higienizarse, en el marco de una situación de marginación por parte del Estado que según afirman “lleva muchos años”.

“Queremos que se reintegre al pediatra y a los médicos del Hospital Gutiérrez, de la residencia, al Centro de Atención a la Salud N°15”, afirmaron al inicio de la rueda de prensa, señalando que la salita es de vital importancia para la atención de la salud en estos barrios en situación de extrema vulnerabilidad.

A su vez, indicaron que este pedido, como el de la mercadería ya lo realizaron a la Municipalidad, pero sin ninguna respuesta. “No recibimos ni la mitad de comida de la que fuimos a pedir”, indicaron.

“Somos compañeras de la mesa barrial, de diversos lugares, comedores, organizaciones, compañeras que estamos sosteniendo las ollas populares. Pedimos que nos den más mercadería, salud, y también las cloacas”, remarcó una de las referentes barriales.

“El reclamo nuestro, mío es de los alimento para las ollas, y la falta de infomación para la gente. Acá faltan testeos”, señaló otro referente de El Mercadito, y luego agregó: “Acá la gente del barrio se está muriendo de hambre porque no puede salir a trabajar. ¿Qué clase de cuarentena puede hacer un pobre, que no puede salir a trabajar?”

“Nos piden la higiene, que nos lavemos constantemente las manos, pero acá en el Mercadito y en La Unión abrís la canilla y no te sale ni una gota de agua si no tenés una bomba. ¿De qué higiene nos hablan si tenemos las cloacas reventadas en las puertas de las casas? Esto no es de ahora, es de años, pero el Municipio siempre se lavó las manos, tanto con el agua como con las cloacas”, aseguró.

En tanto, uno de los representantes de Ringuelet, indicó: “Faltan más alimentos. Esta medida de cuarentena visibiliza lo precaria que es la vida en los barrios, gran parte de la población tiene trabajo precario. El IFE y los bonos de la Asignación Universal por Hijo no son suficientes, necesitamos un Estado más presente”.

Comentarios

- Advertisement -