Despidos sin justa causa: otra prórroga sin sustento

El Gobierno prorrogó hoy por 60 días la prohibición que rige para las empresas de efectuar despidos sin justa causa o bajo el pretexto de fuerza mayor. Sin embargo, en La Plata las empresas echan a sus empleados

“En el contexto de la emergencia pública en materia económica, social y sanitaria, y con el objetivo de continuar implementando medidas dirigidas a mantener el ingreso y el empleo de la población, el gobierno nacional resolvió prorrogar la prohibición de efectuar despidos sin justa causa, y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor, por el plazo de 60 días”, se informó la Casa Rosada en un comunicado.

La medida incluye la “prohibición de efectuar suspensiones con las mismas causales, quedando exceptuadas aquellas que se efectúen en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, es decir, las pactadas individual o colectivamente u homologadas por la autoridad de aplicación”.

Aquellos despidos o suspensiones que se dispongan en violación a lo dispuesto por este decreto “no producirán efecto alguno, y se mantendrán vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales”, detalla la información oficial.

El primer decreto, en este sentido, había sido firmado por el presidente Alberto Fernández el pasado 1 de abril, durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

No obstante, resulta adecuada por el contexto la prohibición de despidos. Pero todos los que alguna vez trabajaron en relación de dependencia tienen claro que a los dueños de las pequeñas, medianas y grandes empresas poco les importa lo que diga la ley si es que ellos consideran que despedir empleados es lo mejor para su situación económica. Un claro ejemplo de esto es la situación de los trabajadores de La París. Sería oportuno entonces que quienes no cumplen con lo estipulado sufran las consecuencias del caso, si no cada quien seguirá haciendo de las suyas.

Comentarios

- Advertisement -