Multitudinario abrazo a la Escuela Técnica Nº 8

Fue en defensa de su calidad educativa. Según denunciaron profesores y estudiantes, la ruptura del convenio con la UTN pone en riesgo el proyecto institucional. Los cargos docentes pasarán a tomarse mediante acto público y dejarán de concursarse

Una multitud de padres, docentes, profesores jubilados, estudiantes y egresados realizaron esta tarde un abrazo simbólico a la Escuela Técnica Nº 8 Juan B. Alberdi, en defensa de la calidad formativa de este establecimiento ubicado en calle 526 entre 7 y 8. Según expresaron los miembros de esta comunidad educativa, la ruptura del convenio con la UTN pone en riesgo el proyecto institucional y desprotege a los profesores de esta escuela considerada de excelencia.

El conflicto comenzó el pasado mes de mayo, a partir de una resolución que se publicó en el Boletín Oficial entre gallos y medianoche, en donde la Dirección General de Escuelas decidió acabar con el convenio que tenía desde el año 1995 con la Universidad Nacional Tecnológica, resolviendo que los nuevos cargos dejarán de concursarse, para empezar a otorgarse a través de actos públicos.

En torno a esta resolución que pone en riesgo el trabajo del actual equipo docente, Mercedes Jonefer, profesora de Derecho del Trabajo de la Técnica Nº 8, dijo que “con esta modalidad te cae un tipo al que no le importa nada lo que pasa con los chicos ni con la escuela. El resto de los profes estamos todo el día acá adentro. Tengo cursos en todos los años, veo crecer a los chicos, los conozco, son más que un número. Acá todavía existe la idea de que la escuela es la segunda casa”.

En este contexto, los más de mil alumnos que en doble turno asisten a diario a esta institución salieron a la calle para defender su formación y para solidarizarse con sus profesores. Durante el rato que duró la acción, además del abrazo simbólico se realizó una radio abierta y una mateada, en donde los diferentes actores de esta comunidad educativa intentaron darle visibilidad al “sentido de pertenecía y al amor que sentimos por nuestra escuela, y también para dar a conocer que no hemos tenido ninguna respuesta a nuestro reclamo”, explicaron.

Valentina Mejía, una estudiante del 4º año de la modalidad Automotores, dijo que “Esta situación no sólo va a afectar a los docentes, también nos va a perjudicar a los alumnos. Por eso, sin llegar a hacer una toma, decidimos hacer esta medida de lucha como para dar a conocer que queremos a nuestro colegio y que necesitamos una educación de calidad, tal como la que venimos recibiendo”.

Cabe destacar que los profesores que dictan clases en este colegio son graduados universitarios, que además realizaron sus tramos de formación docente. En el plantel hay abogados, químicos, físicos, ingenieros, arquitectos y otros profesionales. “Esto le permitió a la escuela tener un nivel académico de excelencia, buenos resultados en las pruebas Aprender e inserción laboral casi inmediata de los chicos al egresar, pero todo se tiró por tierra, aún contradiciéndose con los nuevos proyectos educativos que hablan de sistemas integrados y de docentes que tengan sentido de pertenencia con la institución”, dijo enfurecida Jonefer.

Consultada sobre la razón por la cual la cartera provincial decidió romper con este convenio (situación que en nuestra ciudad afecta también al colegio Albert Thomas), Jofener dijo a Pulso Noticias que “desconocemos los motivos, pero lo cierto es que desde siempre existieron presiones por parte de los gremios docentes, que entienden injusta la dinámica del acceso a los concursos. Cualquiera sea la dinámica, ante cualquier situación creo que debe primar el interés por los chicos y por la calidad de la enseñanza”.

Comentarios

- Advertisement -