Habilitan a comercios gastronómicos a utilizar la modalidad “retiro en local”

El intendente Julio Garro firmó un decreto a través del cual autoriza a la actividad gastronómica platense a funcionar entregando a los clientes los pedidos en sus locales. La medida se extenderá durante el período de emergencia sanitaria y se exige la utilización de un protocolo sanitario

A través de un decreto que rubricó este martes por la tarde el intendente Julio Garro, se estableció “autorizar a toda la actividad gastronómica mientras dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio, y la emergencia sanitaria, a la prestación del servicio de ‘retiro en el local’ o ‘Take away’”.

Durante el plazo previsto, todo comercio gastronómico podrá brindar el servicio de elaboración y venta de comidas o bebidas para llevar, vía telefónica o web, sin necesidad de anexar este rubro a su habilitación. Ante ello, desde la jornada de hoy los locales que elaboran comida podrán entregar pedidos en la sucursal.

Según se informó, con el objetivo de facilitar el cumplimiento del distanciamiento social y de las condiciones sanitarias adecuadas, la medida contempla la flexibilización del uso del espacio público para la prestación de dicho servicio.

Vale destacar que aquellos comercios que incorporen la modalidad “retiro en local” o “Take away” deberán cumplir obligatoriamente con el protocolo de acción estipulado por las autoridades sanitarias para la atención al público, garantizando la higiene y desinfección, tanto del personal y del espacio de trabajo como de los paquetes a entregar, entre otras medidas.

En ese sentido, los empleados del local gastronómico deberán utilizar elementos de protección facial que cubran nariz y boca, como barbijo o mascarilla; lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón; mantener ventilados los espacios de trabajo; garantizar la limpieza y desinfección del espacio y muebles de trabajo periódicamente; evitar todo tipo de contacto físico y mantenerse una distancia social de un metro respecto de otras personas; no compartir alimentos, bebidas, cubiertos, platos, vasos, teléfonos celulares ni objetos personales con otros empleados; toser o estornudar hacerlo sobre el pliegue del codo; y evitar tocarse la cara con las manos.

Del mismo modo, los vecinos que se acerquen a los locales a retirar un pedido deberán utilizar barbijo o mascarilla; lavarse las manos con agua y jabón o soluciones a base del alcohol al ingresar al establecimiento; evitar todo tipo de contacto físico con el personal y mantener una distancia de un metro; toser o estornudar sobre el pliegue del codo; y evitar tocarse la cara con las manos.

Comentarios

- Advertisement -