Polémica por el nuevo Jefe de la Departamental de La Plata

Se trata de Sebastián Martínez Pass, se desempeñaba en el área de Drogas Ilícitas de la Región y fue el jefe de la Policía Local de La Plata cuando apareció muerta Emilia Uscamayta Curí. “Es asombroso esto. Debería estar imputado en una causa que tiene vinculación con la corrupción policial”, dijo el abogado de la familia de Emilia

Por Estefanía Velo

La municipalidad de La Plata confirmó que Sebastián Martínez Pass será el nuevo titular de la Jefatura Departamental, la cual tiene a cargo todas las comisarías de nuestra ciudad, Berisso y Ensenada. El comisario, ex Jefe de la Policía Local de La Plata, está sindicado en la causa de “homicidio” de la estudiante de periodismo Emilia Usmacayta Curí en el marco de una fiesta ilegal en 2016.

Julio Garro recién asumía a su cargo de Intendente por Cambiemos, una nueva fuerza política estaba al mando de la ciudad. Las irregularidades, corrupción y connivencia entre funcionarios municipales y empresarios de “la noche” se vislumbraron a las pocas semanas cuando Emilia apareció muerta en la madrugada del 1° de enero de 2016 en la quinta San Cayetano, ubicada en 520 entre 159 y 160 de Melchor Romero. Fue en una fiesta no autorizada por Control Urbano pero que se llevó a cabo igual sin ningún tipo de control municipal ni policial, la gran pregunta que la justicia no respondió es quién dio la orden de liberar la zona horas antes del 1° de enero. ¿Fue el secretario de Seguridad municipal, Daniel Piqué? ¿Fue el jefe de la Policía Local, Sebastián Martínez Pass?

Actualmente, en la causa hay cuatro empresarios vinculados a la gestión de Cambiemos (Carlos Bellone, Ismael García, Santiago Piedrabuena y Gastón Haramboure) imputados por “homicidio simple con dolo eventual en concurso real con dos hechos de desobediencia” los cuales afrontarán el juicio a fines de 2022. Mientras que el ex secretario de Seguridad de la Municipalidad, Daniel Piqué está imputado por “incumplimiento de los deberes de funcionario público” a la espera de la elevación a juicio como lo encomendó la fiscal Ana Medina de la UFI 1.

Pedido de justicia por Emilia Uscamayta Curí en la Municipalidad de La Plata, junio 2019. Foto: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Pasaron cuatro años, y no se avanza en esclarecer la responsabilidad política del hecho. El único funcionario imputado, luego de varias apelaciones, es el comisario Piqué quien en sus declaraciones ante el fiscal desligó la responsabilidad en el jefe de la Policía Local, Martínez Pass, y en el entonces subsecretario (y actual secretario) de Convivencia y Control Ciudadano (más conocido como Control Urbano), Roberto Di Grazia.

Para el abogado de la familia, Adrián Rodríguez, ambos funcionarios tienen responsabilidades sobre lo sucedido aquel fin de año. Martínez Pass estuvo sindicado “como presunto responsable en el accionar municipal vinculado con el levantamiento de la custodia policial de la quinta, sin embargo la justicia no avanzó en una imputación real en contra de ese funcionario”, señaló el letrado a Pulso Noticias.  

Martínez Pass fue llamado a declarar dos veces ante el fiscal de la causa, en las cuales se presentó sin abogado retrasando la investigación, según denunciaron los familiares en las distintas actividades que realizaron en las puertas de los Tribunales de La Plata. “Debe dar explicaciones ante la justicia. El problema es que la justicia tampoco avanzó”, aseguró el abogado de la familia.

Radio abierta en la municipalidad exigiendo justicia por Emilia Uscamayta Curí, junio 2019. Foto: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

La vinculación directa de Martínez Pass, según declaró el ex secretario de Seguridad local, es que como máxima autoridad de la Policía Local fue quien dio la orden de abandonar el puesto de consigna de seguridad que estaba cubriendo el móvil patrullero de esa fuerza policial. Los días previos (30 y 31 de diciembre) y ese mismo día, inspectores de Control Urbano labraron actas contravencionales en la quinta “San Cayetano” en las cuales se dispuso la clausura pero de igual manera se desarrolló el evento.

El juez Argüero de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal aseguró el pasado 16 de mayo de 2019 que “del análisis de todas las probanzas se ha podido demostrar claramente que la orden en cuestión había sido impartida por el Jefe de la Policía Local Sebastián Martínez Pass, o en todo caso por el Segundo Jefe de la misma repartición Ariel Peña”.

Las declaraciones de los oficiales locales enviados en un principio para impedir la realización de la fiesta clandestina y clausurarla, señalan a Peña y Martínez Pass como quienes dieron la orden de liberar la zona, luego de que se retirara el patrullero de la Bonaerense bajo la orden del jefe de la Comisaría 14 de Romero. Alrededor de las 23.30 horas del 31 de diciembre de 2016 recibieron la orden de “bajar a la base el móvil que allí se encontraba”.

Otra declaración que apunta a la complicidad de Cambiemos, los empresarios y las fuerzas de seguridad es la de Adrián Zamudio, delegado municipal de Romero en aquel momento, quien expresó que tuvo una conversación con el comisario de dicha jurisdicción Juan Veron (desafectado por la “causa de los sobres” en 2017) y éste le dijo que la fiesta no se iba a suspender, que la orden venía de arriba.

A su vez, el juez Argüero marcó en su fallo que “los únicos funcionarios que podrían haber aportado claridad sobre lo que en verdad ocurrió aquella noche en relación a la orden impartida en cuestión, eran el subcomisario Martínez Pass y Di Grazia, sin embargo no lo hicieron al acogerse al derecho de negarse a declarar”. El silencio mantiene la injusticia.

Golpes a los más postergados

El abogado querellante, indignado por el nombramiento del nuevo Jefe de la Departamental, manifestó: “nos molesta que le den responsabilidades importantes a Martínez Pass cuando debiera estar imputado en una causa que tiene vinculación con la corrupción policial”. Y resaltó: “No nos vamos a dar por vencido cuando se levante todo esto vamos a denunciar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

En ese sentido, Adrián Rodríguez apuntó contra la justicia por cajonear la investigación de la responsabilidad política de la muerte de Emilia. Después de cuatro años lograron la imputación del secretario de Seguridad local, el único funcionario investigado en la causa cuando al menos se nombran autoridades del Ejecutivo municipal. “Hay personas con menos recursos de sectores vulnerables que por esto ya están en cana, y estas personas ni siquiera son investigadas”, subrayó el abogado golpeando fuertemente al poder judicial, en particular jueces y fiscales que “se dedican a armar causas a gente pobre”.

“En definitiva es responsabilidad de la justicia, no trabaja, gozan de buena salud en materia”, enfatizó. Y agregó que la familia de Emilia está acostumbrada a todos estos golpes: principalmente a “la falta de acceso de la justicia. El propio sistema judicial fomenta una suerte de encubrimiento a todo estos personajes, la serie de acusaciones, los elementos de prueba, omiten realizar una investigación plena que lleve a la condena o a la absolución, todo esto queda a mitad de camino”.

Por último, remarcó que todos estos movimientos de funcionarios con denuncias penales o señalamientos pretenden dejarlas en el olvido. “Genera una suerte de desconfianza de la justicia, es un poder totalmente desprestigiado”.

Cristian Ritondo, ex ministro de Seguridad bonaerense, ascendió a Martinez Pass en 2016 y 2017. Foto: María Paula Ávila (Pulso Noticias)

Sin justicia, pero con ascensos

Sebastián Martínez Pass de 45 años fue ascendido el 12 de julio 2016 por el ministro de Seguridad bonaerense, Cristián Ritondo, a Comisario Comando. A tan sólo siete meses de la muerte de Emilia, y sin haber declarado una sola palabra sobre qué fue lo sucedido aquella noche que tuvo un desenlace trágico. Pues, hasta el día de hoy el nuevo Jefe de la Departamental no ha aportado ningún dato para esclarecer el hecho y acercarle justicia a la familia de la joven.

No alcanzó con dicho ascenso sino que al año siguiente, el 7 de julio de 2017, el ministro Ritondo lo promovió al cargo superior: Comisario inspector. Ahora, el nombramiento fue decisión del actual titular de la cartera de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, que llamativamente designó a un comisario vinculado al área de Drogas Ilícita y no así, como años anteriores, a jefes de comisarías. Los movimientos en las cupulas policiales son conocidos por hechos de corrupción, narcotrafico o redes de trata. ¿El gobierno provincial estará dispuesto a combatir las mafias?

Siempre hay más. Martínez Pass también fue llamado a declarar por Asuntos Internos en la investigación por la cual hallaron $800 mil pesos en la caja fuerte de la Comisaria 1°. Por el hecho fueron desafectados siete efectivos, de los cuales dos pertenecían a la Policía Local de nuestra ciudad cuya autoridad máxima era el actual Jefe de la Departamental.

“Ahora nos encontramos con que esta persona termina teniendo responsabilidades institucionales en La Plata, Berisso y Ensenada. Uno dice con el cambio de gobierno hay nuevas expectativas, aunque estamos con el mismo perro pero con distinto collar, no lo digo por todo sino por esto”, explicó el querellante. “Esta persona está involucrada en un hecho grave”.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, junto a su antecesor Cristian Ritondo. Diciembre 2019. Foto: Eva Cabrera / telam

Comentarios

- Advertisement -