Una estrellita que gambetea operaciones y recibe videos de los ídolos

Nazareno Pérez es de Salto, fue operado y en el marco de su rehabilitación le hacen llegar grabaciones que lo alientan. La última fue de nada más y nada menos que de Juan Sebastián Verón

Nazareno Pérez juega en el Club El Fortín, en Salto, en el corazón de esta inmensa provincia, la más poblada del país. En su pueblo son muchos también, pero a diferencia de La Plata y de Capital, se conocen casi todos. Incluso al chico del fútbol infantil que está siendo sometido a operaciones por una enfermedad, lo tienen como un crack. Desde los 4 años pide la pelota, corre, amaga, hace goles y tiene la libertad para hacer cuanta jugada se le ocurra en la cancha grande del CEF, el Centro de Educación Física que los saltenses disponen para la saludable práctica de deportes. Es el escenario que El Fortín consiguió para ser local desde su fundación en 2003.

Entusiasmo, constancia, puntualidad, ánimo, un montón de capacidades son la base que Guillermo Di Marco pretende para los chicos. Y que encontró en este pichón, Nazareno Pérez, a quien le mandan todos los días un saludo. “Es nuestra estrellita, es enganche, aunque no es muy rápido pero sabe sacarse a dos jugadores y después pone la pelota justo a un compañerito”, cuenta a Pulso Noticias el hijo del fundador del club.

Con 12 años, siendo Naza figurita tanto en el amarillo de El Fortín como en la Selección Sub 12 de la Liga, en muchos partidos se iba acercando al banco mostrándose algo cansado. “Me pedía el cambio, inesperadamente”, revisa Guillermo, que hoy no deja de charlar un solo día por teléfono con ese chico que se recupera en una cama del Hospital Militar, en Buenos Aires.

El video que le mandó Juan Sebastián Verón a Nazareno

Di Marco habla emocionado y nos muestra uno de los videos que por WathsApp le va consiguiendo, con saludos los ídolos del fútbol argentino. Primero fue Israel Damonte, el ex crack Pincha, amigo del Profe Di Marco. “Ya lo tengo acostumbrado a los videos y cada vez que hablamos ya me está preguntando con quién hablé”.

El diagnóstico de su cansancio preocupó. Pero nunca se supo a ciencia cierta qué podía ser. Hasta que después de quebrarse una pierna, hacia finales del año pasado, el niño volvió a sentir dolores incluso después de sacado el yeso. Pero eso determinó que vayan más a lo profundo. Y así fue que empezaron las operaciones, para empezar a superar con todas las fuerzas ese rival, como lo hace cuando se pone la camiseta amarilla y negra.

Un club distinto

El Fortín es el único club de infantiles que no le cobra la cuota a los pibes. Además, es la única institución de la región que mezcla a los varones y las mujeres en el Fútbol Infantil.

La gente que gusta del deporte en el pueblo ya sabía que el Naza es bueno, que por algo fue a Vélez y le dijeron que podía quedar. También ya estaba para probarse en Lanús. Pero la pelota se paró de pronto. En el mundo y en Salto, esa ciudad que está justo entre medio de Arrecifes, Pergamino, Chacabuco y Rojas.

Nazareno con la camiseta de El Fortín

Una curiosidad que marcó a todos sus simpatizantes fue el año 2016, cuando El Fortín fue campeón en Primera de la Liga. “Unos meses antes había fallecido mi papá, Héctor Di Marco, y lo mismo había pasado cuando el original Fortín, el de Liniers, el Club Vélez Sarsfield, ganó un título por primera vez en su historia, sin que su máximo dirigente Pepe Amalfitani pudiera verlo al partir unos días antes”.

Comentarios

- Advertisement -