Científicos del Conicet buscan acelerar los testeos a pacientes sospechosos

Proponen incorporar distintas técnicas, como la óptica, para que los resultados se conozcan más rápido. También trabajan para descontaminar ambientes por luz ultravioleta

El Centro de Investigaciones Ópticas (CIOp) es uno de los espacios de investigación del Conicet La Plata que está trabajando para desarrollar estrategias que puedan aplicarse en el contexto de la pandemia por Covid-19.

Recientemente presentaron un proyecto en la convocatoria especial lanzada por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, y buscan que pueda servir para acelerar los testeos a pacientes sospechosos, como así también desinfectar ambientes con lámparas ultravioletas (UV).

“La iniciativa tiene dos grandes aristas: por un lado, la desinfección con lámparas de luz ultravioleta de habitaciones o salas enteras, de un hospital por ejemplo, con todos los elementos que se encuentren dentro; y el incremento del número de testeos realizados a pacientes sospechosos mediante la incorporación novedosa de distintas técnicas de observación en las tiras reactivas”, expresaron dese el Conicet.

La primera parte del proyecto presentado consiste en la creación de un dispositivo de desactivación del coronavirus con lámparas de luz UV, que en su rango más profundo –invisible al ojo humano pero cuyos rayos son responsables de daños y quemaduras en la piel– tiene propiedades esterilizantes y germicidas, es decir capaces de destruir bacterias, hongos, virus y todo tipo de microorganismos que causan enfermedades. 

“El efecto de la radiación ya se conoce. Lo que tenemos que analizar con detenimiento es la intensidad y forma en que este sistema descontaminante funcionaría específicamente contra el coronavirus, de manera que su acción esterilizante también alcance a la vestimenta e insumos que estén colgados o expuestos en el lugar”, comentó Daniel Schinca, investigador de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA) y director del CIOp.

La segunda parte de la propuesta apunta a contribuir con el aumento de testeos realizados a personas con síntomas de COVID-19 o que hayan estado en contacto con casos confirmados. Para ello, desde el CIOp plantean la aplicación de técnicas de observación óptica, con énfasis en el comportamiento y las propiedades de la luz, para acelerar el resultado en los distintos métodos utilizados para la detección del coronavirus.

“La iniciativa comprende tres líneas de acción: detección del virus en hisopados y secreciones por métodos ópticos, desarrollo de dispositivos de lectura para análisis infectológicos virales tradicionales, y aplicación de un software especial para agilización de procesamiento de resultados”, explicaron.

Comentarios

- Advertisement -