Idean cámaras de desinfección con luz ultravioleta para hogares

Es un proyecto de científicos platenses del CONICET enviados a la convocatoria nacional para aportar soluciones a la pandemia y sus consecuencias. Tendría un bajo costo y podría implementarse en viviendas o en pequeños comercios

Entre los proyectos que desde el CONICET La Plata se han enviado a la convocatoria lanzada a finales de marzo por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) para financiar iniciativas vinculadas al diagnóstico, control, prevención, tratamiento y monitoreo del COVID-19, se encuentra uno del Instituto de Física de La Plata que apunta a generar una herramienta de uso hogareño o para pequeños comercios de barrio.

El mismo consiste en el armado de una cámara cerrada de luz ultravioleta (UV) para la desinfección de elementos de uso cotidiano que pueden ir desde llaves y billeteras hasta las bolsas de la verdulería o paquetes de comida entregado por delivery. “Aunque la tecnología es muy conocida y utilizada en el mundo entero a distintas escalas –se emplea tanto para la limpieza de pequeños insumos de laboratorio como para la de ascensores y colectivos, tal el uso que se le da en China, por ejemplo– la novedad de este proyecto es que se piensa como un equipo doméstico o para comercios de barrio que ven perjudicadas sus ventas durante la cuarentena”, señalaron desde el Conicet La Plata.

La idea surgió en conjunto entre Guillermo Arturo Muñoz Medina, becario del IFLP y responsable del proyecto, y Carlos Sarria, ingeniero de Hutec Ink. SAS, una empresa colombiana dedicada al desarrollo de sistemas de control y seguridad que colabora con el trabajo, en relación al temor y la preocupación que experimentan las personas en cuanto a los recaudos que deben tener al momento de salir a hacer compras o a trabajar.

“Pensamos en la posibilidad de desinfectar objetos en una cámara parecida a un microondas pero un poco más grande, con seis lámparas y superficies reflectantes. Tendría bandejas extraíbles a distintas alturas para poder colocar varias cosas pequeñas, o sacarlas e introducir, por ejemplo, un casco de moto o el calzado al volver al hogar. De esta manera, nos aseguramos de que no estamos llevando el virus a nuestras casas”, señala el becario.

La radiación a la que se refiere es la que se conoce como UV de onda corta, dueña de excelentes propiedades desinfectantes que no dejan residuos ni dañan los alimentos. “Por el momento, apuntamos a armar un prototipo sencillo y económico, con materiales que están disponibles y se consiguen fácilmente. Si resulta exitoso, se puede construir algo más elaborado y a mayor escala, y pensamos que realmente tendría un impacto enorme en la sociedad”, apunta Muñoz Medina, y continúa: “Las mayores expectativas están puestas en la búsqueda de una vacuna y es lógico porque eso terminaría con la enfermedad, pero mientras tanto también hay que pensar en solucionar las complicaciones paralelas que se generan. Por eso quisimos acudir a una tecnología bien consolidada para atender el problema que afecta la economía de los pequeños comercios y hogares”. Para la validación de la técnica con virus, se contactaron con el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de La Plata “Profesor Dr. Rodolfo R. Brenner” (INIBIOLP, CONICET-UNLP), donde se harán ensayos con distintos tipos virales que tienen estructura y comportamiento similar al causante del COVID-19. Tanto esta iniciativa como la anterior están en condiciones de otorgar resultados tangibles en el plazo de dos meses, con lo cual cumplen con el requisito prioritario que dará la convocatoria a la hora de elegir los proyectos beneficiarios, cada uno de los cuales recibirá un apoyo de cerca de seis millones de pesos.

Fuente: CONICET La Plata

Comentarios

- Advertisement -