Chile: decretan el uso obligatorio de barbijo en transportes

Se informó que se reportaron, en las últimas 24 horas, 344 nuevos casos de contagiados de Covid-19, para un total de 4.815 infectados en todo Chile

El gobierno chileno informó que el uso de barbijo será obligatorio en todo tipo de transporte público y privado que sea remunerado, desde el próximo miércoles 8 de abril, como parte de las medidas preventivas por la crisis sanitaria que generó el coronavirus en el país, que ya contagió a 4.815 personas y provocó 37 muertes.

El anuncio lo hizo la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, quien detalló que “estamos hablando del Metro (Subte), de los trenes, de los buses, de los transportes colectivos, del transporte privado remunerado de pasajeros, transportes aéreos y transporte marítimo remunerado”.

A continuación, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, informó que se reportaron, en las últimas 24 horas, 344 nuevos casos de contagiados de Covid-19, para un total de 4.815 infectados en todo el país.

También anunció la muerte de tres personas en la última jornada, todos mayores de 60 años, que vivían en las regiones de Ñuble, La Araucanía y Los Lagos, para llegar a un total de 37 decesos a causa del coronavirus.

Agregó que, hasta la fecha, 748 personas están curadas del virus, y por otra parte, se reportan 327 personas hospitalizadas, con 270 pacientes conectados a ventilador mecánico y 36 de ellos en estado crítico.

Informó también que se han realizado 2.908 exámenes PCR (que detecta el virus) en las últimas 24 horas en más de 40 centros de salud, tanto públicos como privados.

Ambos subsecretarios se presentaron en la habitual conferencia de prensa en el Palacio de La Moneda con barbijo, como parte de las medidas de seguridad sanitaria que se tomaron en la casa de gobierno.

En la mañana, el presidente chileno, Sebastián Piñera, puso en marcha un nuevo hospital en la localidad de Padre Las Casas (en cuarentena), en la región de La Araucanía (sur), que beneficiará a 380.000 personas de la región, con un recinto que cuenta con 280 camas para cuidados básicos e intermedios y ocho pabellones quirúrgicos.

“Con esto vamos a resolver en parte el problema que tenemos en La Araucanía”, cerró el presidente Piñera sobre este hospital, inaugurado a través de videoconferencia, que tuvo una inversión de más de 78.200 millones de pesos chilenos (más de 90 millones de dólares).

Más temprano, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, afirmó en una entrevista radial que el mundo se encuentra en una “guerra por los recursos y en ese sentido afortunadamente nuestro presidente aceptó la visión que le transmitimos en enero, de que esto iba a ser una cosa muy dramática y tenemos una ventaja respecto a otras naciones, por haber actuado oportunamente”.

Mañalich también comentó, en relación a la llegada de insumos médicos al país para atacar la crisis sanitaria, que “no puedo decir detalles, lo que sí puedo decir es que es más de un avión para traer la compra que ha hecho el gobierno de Chile a China y a otros países también, de insumos importantes, insumos vitales”.

Desde el 18 de marzo, Chile vive un estado de excepción constitucional de catástrofe por 90 días, decretado debido a la crisis sanitaria desatada por la pandemia del coronavirus.

La emergencia sanitaria llevó a posponer hasta octubre el plebiscito sobre si es necesario elaborar una nueva Constitución, uno de los reclamos surgidos del estallido social vivido en el país el año pasado.

Comentarios

- Advertisement -