Conflicto docente: paros, palos y denuncias de persecución sindical

Hoy no habrá clases en todo el país en protesta por las represiones a maestros sufridas en Chubut y Corrientes. En pleno conflicto, Pulso Noticias habló con una maestra en juicio con el gobierno provincial

Aulas vacías y escuelas funcionando a media máquina. Los gremios esperan para hoy un alto acatamiento en nuestra ciudad al paro nacional docente, como cada vez que la medida es convocada por Ctera. “La represión es el límite”, denunciaron en la convocatoria, tras los palazos sufridos por maestros en Chubut y Corrientes, mientras los conflictos se agudizan también en la Provincia de Buenos Aires. Sin paritarias, la resolución 1736 del gobierno provincial, que elimina a los Equipos de Orientación Escolar de la planta de trabajadores de las escuelas, ha sido vista como un ataque a la estabilidad laboral y al estatuto.

La crisis se agrava y desde distintos sectores denuncian, en medio de este proceso, persecución política y sindical por parte del gobierno provincial. Tal es el caso de Ivana Muzzolón, directora de la escuela primaria Nº 34 del distrito de Luján, quien ayer estuvo en nuestra ciudad acompañada por sus colegas del Encuentro Colectivo Docente para presenciar la primera instancia del juicio por el amparo sindical que la enfrenta a la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE), es decir, a la Provincia.

En diálogo con Pulso Noticias, Muzzolón contó su situación y alertó sobre la política de hostigamiento a quienes se organizan para enfrentar el ajuste. “Yo era delegada de mi escuela, además de directora, y había sido candidata en 2017 a secretaria general del Suteba Luján por la lista Multicolor. Sin embargo, fui desplazada de mi cargo por la inspectora” con argumentos falaces, señaló. En el acta figuraba que desaprobó a un alumno, que había maltratado a un padre y también a los docentes, que paradójicamente la habían elegido delegada meses antes “con el 90% de los votos”.

El desplazamiento, dijo Muzzolón, se debía a la “tensión que había con la inspectora luego de que nos opusimos a una serie de medidas”, identificando tres hitos en este proceso: “En marzo de 2016, meses después de asumir como directora, me llamaron diciendo que había que cerrar cursos. Yo me opuse, proponiendo un plan para aumentar la matrícula. Luego, en octubre se desarrolló el operativo Aprender, una evaluación estandarizada que existía también en gestiones anteriores, incluso en los años 90. Muchos docentes en todo el país se negaron a ser aplicadores, pero yo fui la única que estaba como directora que se negó en todo Luján, eso hizo aumentar la tensión. Me hicieron actas y me insinuaron que debía dejar el cargo”.

Imagen de la marca docente en CABA

Pero para Muzzolón, la decisión de su desplazamiento llegó luego del paro provincial de comienzos de 2017, que en Luján y en su escuela tomó consistencia a partir de asambleas y sentadas frente a la institución y de una organización de docentes y padres autoconvocados, que reclamaban además por infraestructura y otras falencias de la institución. Esto no habría gustado a las autoridades, que pese a sus fueros, la hicieron a un lado.

Desplazada, Muzzolón, apoyada por la comunidad educativa y organizaciones sociales, presentó un amparo y fue finalmente reincorporada en su cargo en septiembre de 2017. En el medio debió soportar el destrato de las inspectoras, que incluso la hicieron asistir a la escuela, removida de la dirección, como bibliotecaria, “en una escuela que no tiene biblioteca, porque justamente la estamos reclamando”. Ahora, la docente espera una sentencia que la confirme en su posición, y después de la jornada de ayer, esto pareciera estar más cerca. En el Tribunal “ni siquiera debieron declarar los testigos, pues las pruebas documentales que presentamos fueron más que suficientes. Es un escenario favorable, aunque la sentencia seguramente estará después de la feria judicial”, aseguró.

Pese a todo, hay una lección que Ivana Muzzolón y los docentes que la acompañan, aprendieron. En sus palabras: “Estoy contenta y entusiasmada con la organización que se construyó en este conflicto. Será un antecedente para que el gobierno sepa que a los docentes que se los persiga, darán una respuesta organizada. No vamos a bajar los brazos, y cuando más atacan a la escuela pública, más nos organizamos. Nos fortalecemos en cada lucha, no nos van a vencer”.

 

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre