“La cuestión Malvinas es mucho más que la guerra”

Ernesto Alonso, ex combatiente y Secretario de Derechos Humanos del Cecim La Plata, dialogó con Pulso Noticias a 38 años del inicio del conflicto bélico en las Islas. La irresponsabilidad militar que quitó soberanía y la incansable lucha por recuperarla. Este año, a raíz de la cuarentena obligatoria, proponen un homenaje a los caídos en las redes sociales

Por Lautaro Castro

Hoy, como cada 2 de abril, se conmemora el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, que recuerda el desembarco de las Fuerzas Armadas Argentinas en las Islas del Atlántico sur y el posterior inicio del conflicto bélico con el Reino Unido.

Este año la fecha está atravesada por una situación extraordinaria. A raíz de la cuarentena obligatoria que rige en el país no habrá actos oficiales ni actividades públicas, razón por la cual los espacios de reflexión se trasladarán a la virtualidad.

En línea con las iniciativas oficiales, de organizaciones de Derechos Humanos y familiares de los caídos, desde el Centro de ex Combatientes Islas Malvinas de la ciudad de La Plata hicieron un llamado al ejercicio de la memoria a través de las redes sociales. La propuesta consiste en subir un video vertical grabado con el teléfono celular que incluya un mensaje en recuerdo a los caídos.

El mismo puede subirse a cualquiera de las redes personales, o bien, enviarse al Cecim para que lo publique en su perfil de Facebook. En las últimas horas, muchísimos videos con el testimonio de diversas personalidades de la política, los DD. HH., el periodismo y de la comunidad en general fueron difundidos por la institución.

“A pesar de la circunstancia particular que nos toca atravesar, la idea es que la gente se exprese y haga su propio homenaje en este día tan especial. Pasaron 38 años, pero en la sociedad argentina aún queda un fuerte sentimiento de lo que fue la dictadura militar y la guerra”, señala a Pulso Noticias Ernesto Alonso, Secretario de DD.HH. del Cecim local.

Al momento de desatarse la contienda armada, en La Plata existían dos unidades militares: el Regimiento 7, ubicado en 19 y 51 -actual Plaza Malvinas- y el Comando de la 10 ª Brigada, en diagonal 80 y 116, hoy sede del Instituto Malvinas – UNLP. El primero de los centros carga con la triste estadística de ser el que más soldados caídos registró en las Islas, con 33, mientras que el segundo tuvo tres muertos. Asimismo, siete de los 634 combatientes argentinos fallecidos en combate nacieron en nuestra ciudad.

Lee también: “Ex Combatientes le llevaron su reclamo al intendente “

 “Malvinas es mucho más que la guerra, no podemos quedarnos anclados en lo que fue ese suceso”, advierte Alonso. Según su punto de vista y el de muchos de sus compañeros, la cuestión bélica debe enmarcarse en una gran política anti soberana y represiva que tuvo como principal brazo ejecutor al gobierno militar.

—¿Cómo analizarías ese proceso que tuvo a la guerra como gran desencadenante?

— No podemos analizar la guerra de Malvinas fuera del contexto de la dictadura militar. Los errores cometidos fueron insalvables y de una irresponsabilidad absoluta. Decididamente, estuvieron hechos a la medida de los planes del imperialismo británico. Antes del 82, en las Islas había maestros argentinos, vuelos regulares y sus habitantes no estaban reconocidos como ingleses. Después del episodio bélico, los británicos multiplicaron por 23 los territorios usurpados y establecieron una fortaleza. Nunca hubo una política que defendiera los derechos de los argentinos. 

En ese sentido, Ernesto también considera fundamental recordar que el accionar de las Fuerzas armadas durante el conflicto no fue más que una prolongación de las políticas represivas que se estaban llevando adelante en el país: “En Malvinas se violaron derechos humanos. Allí sufrimos tanto como se sufría en el área continental. Las que se involucraron no fueron otras Fuerzas que el Ejército de Videla y Galtieri, la Armada de Massera y otros tantos militares partícipes en la desaparición de personas, detenciones clandestinas, expropiación de bebes, entre otros delitos”.

En 2015, el gobierno argentino formalizó una decisión que significó un paso adelante en la “Cuestión Malvinas”:  la desclasificación total de los archivos secretos vinculados al conflicto bélico. A través de ellos se constató, entre otras operaciones, un plan de ocultamiento a cargo de inteligencia militar. “Al regreso de la guerra buscaron imponer –a través del miedo- que los soldados no hablasen. Desde nuestros orígenes, en el Cecim La Plata fuimos transgresores a esas órdenes. No dudamos en que había que hablar y contar la verdad”, recuerda el además miembro de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM).

La voluntad de desenmascarar las prácticas represivas del Estado durante el conflicto es un rasgo que siempre caracterizó al Centro de ex combatientes local. Luego de que, en 2007, el entonces Secretario de Derechos Humanos de la provincia de Corrientes, Pablo Vassel, denunciara ante la justicia de Tierra del Fuego una serie de torturas aplicadas por altos mandos a soldados, el Cecim se convirtió en parte querellante de la causa e intervino activamente en ella. Trece años después, la lucha comienza a dar sus frutos: en febrero pasado, cuatro oficiales fueron procesados por los delitos de “imposición de tormentos, amenazas agravadas y abuso de armas”.   

—¿Qué acciones deberían llevarse a cabo para que el reclamo de soberanía sobre las islas se mantenga vivo?

—Debemos restablecer una acción de política soberana hacia los territorios usurpados. Necesitamos un cambio de paradigma, dándole un rol preponderante a la investigación y el conocimiento. A través de esos mecanismos vamos a lograr una soberanía plena. Es necesario hacer respetar nuestras leyes y llevar nuevamente el reclamo a la Asamblea General de la ONU. Existe un derecho internacional que nos asiste y que Gran Bretaña viola sistemáticamente. También es fundamental ejercer mejores controles para proteger nuestros recursos marítimos. Está en juego, ni más ni menos, que el futuro de los argentinos.

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre