Piden al Ministerio de Seguridad sancionar la violencia policial

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) envió una carta al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, denunciando más de una decena de casos de violencia que relevó y solicita prevenir nuevos episodios

En una nota enviada en las últimas horas al ministro de seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) denunció más de una decena de casos de violencia policial que relevó, a partir de su labor de monitoreo como Mecanismo Local de Prevención de la Tortura.

Según indicaron en un comunicado, “estos hechos de abuso por parte de las fuerzas de seguridad, en su despliegue para controlar el cumplimiento de la cuarentena, tuvieron como víctimas en su gran mayoría a niños, niñas y jóvenes de los barrios más pobres, y trabajadores informales o desocupados que estaban en la calle para proveerse la comida diaria. La CPM pidió mayor control sobre el accionar de las fuerzas de seguridad y que se investiguen y sancionen estos hechos de torturas o malos tratos”.

El organismo relevó durante los últimos días 15 hechos de violencia policial en la provincia de Buenos Aires. Según detallaron, los mismos “afectaron al menos a 40 víctimas en el marco del despliegue territorial de las fuerzas de seguridad para controlar el cumplimiento de la medida de aislamiento social”.

La CPM aclara que “estos casos son apenas una muestra pero evidencian un rasgo de sistematicidad en estas prácticas”. Entre los principales hechos que denuncian, se encuentra el ocurrido en el barrio Altos de San Lorenzo de nuestra ciudad, donde “20 efectivos ingresaron al domicilio sin orden judicial disparando con balas de gomas y propinando golpes a los habitantes”, explicaron.

La Comisión también advirtió sobre otras prácticas de violencia “como hostigamiento y amenazas desde los patrulleros, persecuciones por parte de policías motorizados y armados, traslados ilegales a las comisarías. En todos los hechos, se observa un uso desproporcionado e irracional de la fuerza”.

La CPM también señaló que, en todos los casos, se tratan de hechos ocurridos en barrios pobres y que las víctimas fueron en su gran mayoría niños, niñas y adolescentes o personas desocupadas o que deben circular para conseguir la comida diaria.

“Los funcionarios provinciales deben promover un control exhaustivo del desempeño policial. Esta medida debe incluir la difusión amplia entre la población de los canales habilitados para la realización de denuncias”, expresaron desde el organismo. Y solicitan: “el Estado Provincial debe promover la investigación inmediata y efectiva de los casos que se denunciaron —y se sigan denunciando—, procediendo a las sanciones administrativas que correspondan”.

Comentarios

- Advertisement -