“Es indispensable que los clubes puedan seguir funcionando”

Las medidas tomadas por el gobierno por el COVID-19 obligaron a cerrar las puertas a muchas instituciones, entre ellas a los clubes de barrio. Estos, temen a desaparecer si nadie los ayuda. Para que nos cuente la situación dialogamos con Marcela Fernández, presidenta de Deportivo La Plata

Por Martín Parise

La vida de los clubes cambió por completo desde hace unas semanas, no dejando dormir a dirigentes pensando en cómo sobrevivir. Los clubes de barrio que sin actividades no pueden generar dinero para pagar los impuestos y que no cuentan con gran cintura para solventar gastos, atraviesan una gran crisis.

 Debido a esta situación hablamos con Marcela Fernández, presidenta del Club Deportivo La Plata: “En estos momentos tan problemáticos para todo el arco de la sociedad, y viendo a futuro cómo todo esto va a repercutir en cuanto a lo económico, debemos buscar la unificación de los pedidos de todos los clubes”.

Los ingresos del club de básquet están basados en la cuota social, cuota de actividades/disciplinas y el alquiler de la cancha de parqué y gimnasio. Como les ocurre a todos, sin esas actividades no pueden solventar los pagos de servicios ni sueldos a los trabajadores.

Marcela, que colabora desde hace 16 años en el club, hace casi 4 como presidenta, entiende que la función de los clubes en lo social y cultural es imprescindible para la población: “Es fundamental que se conozca el rol social de los clubes barriales. Ya que funcionan como espacios sociales, no sólo para la recreación y la práctica de deportes, sino también para inculcar valores (compañerismo, solidaridad, empatía, respeto, confianza) y afianzar el sentido de pertenencia. Al funcionar como contenedores de problemáticas sociales que nos atraviesan es indispensable que puedan seguir funcionando en su totalidad. Y hacia eso debemos enfocarnos los dirigentes”

Foto: Yanina Gonzaléz

A nivel nacional, provincial y local son muchos los clubes que abren sus puertas para hacer frente a distintos problemas sociales. Deportivo colaboró en la inundación de La Plata, pero no pudieron hacerlo en esta ocasión: “Tenemos una obra en marcha que es la restauración de baños y vestuarios. Así que no poseemos las medidas de salubridad necesarias para poder ofrecer nuestra institución”.

En cuanto a las medidas del gobierno, la dirigente cree que fueron adecuadas y a tiempo. “Sin dudas, va a faltar mucho camino para socorrer espacios donde aún no se visibilizan medidas concretas, pero lo primordial hoy es el tema de salud”. 

En el DNU 311/2020 dictado por el gobierno el día 24 de este mes, se contempla la situación económica de varias identidades: MiPyMES, las Cooperativas de Trabajo, Empresas Recuperadas y las Entidades de Bien Público que contribuyen a la elaboración y distribución de alimentos. Los clubes podrían entrar en dicha ley que extiende los pagos de deudas y prohíbe la suspensión de servicios (luz, agua y gas). 

Sobre cómo seguir luego de la pandemia plantea: “La idea es comenzar a nuclearnos y trabajar en conjunto. Ya existen en La Plata federaciones, asociaciones, agrupaciones que nuclean entre sus adheridos a muchos clubes barriales. Es nuestro deber como dirigentes buscar mecanismos para generar redes comunicacionales específicas para encontrar las soluciones pertinentes para cada uno de los clubes.”

Para finalizar agrega: “Todos vamos a tener que afrontar a futuro un deterioro importante en cuanto a lo económico. El común denominador de cada institución es la misma problemática”. Una problemática que espera por respuestas más temprano que tarde.

Comentarios

- Advertisement -