Nueva ordenanza para la instalación de antenas de celulares

Fotos: Nicolás Braicovich

El Concejo Deliberante aprobó una normativa que permitirá la construcción de mayor cantidad de torres, propiciando el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas del sector

Con el objetivo de aumentar la conectividad, optimizar el funcionamiento de la telefonía celular y propiciar la llegada de un mejor servicio a sectores de la ciudad en los cuales es muy deficiente, se aprobó ayer una ordenanza que posibilita la instalación de mayor cantidad de antenas y estipula el control municipal de las mismas.

La normativa fue impulsada por la Secretaría de Modernización de la Comuna y apoyada en particular por el concejal Cristian Vander, secretario general del gremio de trabajadores de las telecomunicaciones (Soeesit). “Hay muchas antenas instaladas que no tienen ningún tipo de control. El Municipio no tiene el número de la cantidad de empresas e instalaciones que existen en la región. Tenemos que avanzar sobre eso”, afirmó el edil.

Cristian Vander

En ese sentido, destacó que con esta ordenanza “le estamos dando la posibilidad a pequeñas y medianas empresas para que utilicen estas estructuras y puedan trabajar al nivel de cualquier empresa multinacional”, en referencia a la habilitación para que las pymes del sector puedan utilizar las torres que han sido instaladas por el puñado de grandes empresas que monopolizan el rubro.

“La telefonía móvil e internet han sido declarados de interés público por la ley Argentina Digital. Esto no sólo implica la regulación de las tarifas, sino que insta a las actuales prestatarias del servicio nacional de telecomunicaciones a que inviertan para mejorar el servicio de telecomunicación”, recordó Vander al justificar la iniciativa.

La sesión en el Concejo Deliberante

Por otro lado, también tocó el punto espinoso del tema: “Con respecto a la salud, es importante mencionar que las antenas que se están instalando en la actualidad están muy por debajo del límite de radiación que tiene el Enacom”. Según detalló, dichos aparatos emiten una radiación de 0,0008 megawatts, inferior a los 0,2 que permite el ente que regula las comunicaciones.  “El Municipio deberá exigir que las antenas que se instalen en las estructuras cumplan con los detalles técnicos”, afirmó.

Sólo dos concejales se abstuvieron: los del bloque FpV-PJ, Pedro Borghini y Lorena Riesgo, precisamente refiriéndose a los efectos en la salud, remarcando que se necesita más tiempo para poder debatir una ordenanza de este tipo, dado que no hay una uniformidad de criterios entre los especialistas del tema sobre si este tipo de antenas tiene efectos nocivos o no.

A su vez, junto con esta normativa fue aprobada otra para instalar torres con antenas (y también extender el tendido de fibra óptica) a las localidades de Parque Sicardi, Villa Garibaldi e Ignacio Correa, ante el reclamo de los vecinos sobre la escasa llegada de señal.

 

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre