Adiós a las bolsas plásticas: se prohibió su uso en la ciudad

El Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que busca eliminar la utilización de este tipo de envoltorios. La implementación no será inmediata y los comercios tendrán un plazo de un año para adaptarse a la normativa

Las bolsas plásticas de polietileno, en cualquiera de sus versiones, pasarán a la historia en la ciudad.  El Concejo Deliberante dio luz verde hoy al proyecto presentado por el concejal Julio Irurueta, que prohíbe su utilización y propone el uso de bolsas reutilizables y reciclables. El fundamento está en el impacto ambiental que las mismas tienen, motivo que llevó a otras ciudades del país a implementar normativas similares, como Neuquén o Ciudad de Buenos Aires.

Desde ya, el proceso no se plantea como inmediato. La ordenanza incluye el programa Bolsa Plástica Cero, que tiene una primera etapa de difusión e información a la comunidad. El mismo estipula generar en un plazo no menor a un año la conciencia suficiente entre la ciudadanía como para que la norma pueda ser cumplida.

En ese sentido, Irurueta asumió: “Nos va a costar controlar la aplicación de la ordenanza, pero es un avance importantísimo”. La legislación aprobada establece la prohibición total en hipermercados, supermercados, comercios mayoristas y minoristas. Sólo están exentos los lugares que necesiten utilizarlas por una cuestión de asepsia “para contener alimentos o insumos húmedos elaborados o preelaborados”, en referencia a carnicerías, pescaderías, comercios de productos de granja, fiambrerías e insumos del sector hospitalario.

Según se estableció, el programa tendrá cuatro etapas: una primera educativa y de difusión; la segunda, de concientización sobre el uso de las bolsas reutilizables a partir de la oferta de los establecimientos comerciales a sus clientes; la tercera, de limitación a la entrega de dos bolsas no reutilizables por cliente en cada compra, a efectos de realizar el correspondiente período adaptativo; y la cuarta etapa, “en la que se pondrá en vigencia lisa y llanamente la prohibición de la entrega y el uso de las bolsas no reutilizables de cualquier tipo”.

La justificación de la ordenanza remarca que, “de acuerdo a los estándares actuales, los plásticos son considerados agentes nocivos en función del medio ambiente y no pueden ser degradados por la naturaleza sin el paso del tiempo en forma de siglos”. En ese marco, recuerda que en la Provincia ya existe una normativa desde 2008 que prohíbe la utilización de estos envoltorios, y establece su progresivo reemplazo, aunque los tiempos de adecuación ya están vencidos.

La legislación aprobada remarca también que en Argentina “cada familia utiliza y descarta en pocos minutos casi 50 kg de material plástico por año, solo por este concepto”, y por esa razón se pretende que en poco tiempo estas bolsas pasen al olvido, alentando la utilización de aquellas reutilizables.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre