Los Juegos Olímpicos cada vez más cerca de posponerse

Luego de una teleconferencia de emergencia, el COI, analiza posponer los Juegos Olímpicos. Se tomarán un mes para la decisión final

Por Martin Parice

De “los juegos del futuro” a “los juegos de la incertidumbre”. Cuando se especulaba una de las mejores olimpiadas de la historia, con grandes avances en innovación (taxis sin chofer, vehículos eléctricos) e infraestructura, el Codvid-19, pateó el tablero y pone contra la espada y la pared al Comité Olímpico Internacional (COI).

Luego de la teleconferencia entre dirigentes, hubo un comunicado del COI en el que se evalúan diferentes escenarios: la postergación de los Juegos parece una decisión que toma cada vez más fuerza. El COI se encuentra entre la espada (Japón, Tokio, tenedores de derechos, proveedores, Sponsors) y la pared (deportistas, confederaciones).

En el comunicado se aclara que, a pesar de todo, la prioridad siempre es la salud y la seguridad de todos los que participarán en el evento. La Confederación quiere tener un mes más para poder esperar y decidir en torno a cómo evoluciona la crisis en el mundo. Ya se sabe que, La cancelación no es una opción. En Japón, Con las medidas de seguridad adecuadas, no tendrán problema en recibir al mundo (ya han controlado al Coronavirus), pero la pandemia no da tregua y se expande cada vez más en el resto del mundo.

¿Por qué es tan difícil tomar la decisión? Primero porque Tokio ya se encuentra lista: se estima una inversión de 12.000 millones de euros, pueden ser los más caros de la historia. Además, miles de habitaciones en hoteles reservadas, los dueños de los derechos de televisación, sponsors y proveedores ponen peso en la balanza para que la fecha se mantenga.

Segundo, si se quiere cambiar la fecha deberá intentar encontrar un hueco entre las distintas competencias deportivas de los países. Hasta ahora manejan tres opciones: Retrasarlos al otoño (septiembre, octubre, noviembre). Pero, por ejemplo, la NBA ya está restableciendo el calendario y los clubes no se verán muy conformes con prestarles los jugadores a sus países. Así como el golf, tenis, seguramente el fútbol (y otros deportes), tendrán competiciones durante esa fecha. Llevarlos a 2021 o a 2022 son las otras dos opciones.

Las Federaciones de Australia y Canadá ya dijeron que no enviarán a sus deportistas si se juega este año. Así mismo, Canadá, se ofreció en dar todo su apoyo en las complejidades que traerá la reprogramación.

Los principales protagonistas de Tokio, los atletas, se ven muy perjudicados en caso de que la fecha no se mueva. Ya que la curva de su rendimiento es imposible de alcanzar en sólo cuatro meses. Muchos debieron volver a sus países mientras empezaban la preparación y ni siquiera pueden entrenar en un gimnasio por la cuarentena. La incertidumbre causa estrés y desde este punto de vista no se ve factible que se hagan como estaban previstos.

“Que, al final de este oscuro túnel, cuyo derrotero desconocemos, pero por el que avanzamos juntos, se encuentre la luz de la llama olímpica”. Escribió el alemán Thomas Bach, el presidente del COI, en una carta dirigida a los deportistas y cuerpos técnicos.

Comentarios

- Advertisement -