Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 siguen en pie a pesar del coronavirus

Así lo informó el Comité Olímpico Internacional (COI) en un comunicado oficial en el que aseguró que “a más de cuatro meses de los Juegos no hay necesidad de tomar decisiones drásticas en esta etapa”

Por Simon de Aduriz

La pandemia del coronavirus crece de manera exponencial y cada vez son más los países que deciden cerrar sus fronteras, cancelar vuelos e ingresos a su territorio, y tomar todas las medidas necesarias para que la población circule lo menos posible en las calles. En este contexto de contención del virus, los eventos multitudinarios fueron suspendidos en todo el Mundo como así también la mayoría de las ligas competitivas de casi todos los deportes. Para el COI, “cualquiera especulación en este momento sería contraproducente”, por eso, Tokio 2020 sigue en pie.

En un comunicado oficial, dejó en claro su postura y aconsejó algunas medidas para que los atletas clasificados continúen con su preparación para la cita que comenzaría el 24 de julio. El COI aseguró: “Se ha modificado el formato de todas las pruebas de marzo y abril para permitir el ensayo de los elementos esenciales de los Juegos; se ha analizado toda la cadena de suministro de la preparación de los Juegos; y se han establecido planes alternativos en caso de que se prevea una interrupción”.

Hasta la fecha, el 57% de los deportistas están clasificados para el certamen olímpico, el restante 43% tenía pautadas las pruebas de clasificación para estos meses previos. Mientras el fútbol, el básquet, el hockey, entre otros deportes, cancelaron inmediatamente la actividad, el COI insiste en que las pruebas deben realizarse. Como contracara al resto de las decisiones del mundo, el show debe continuar.

2. Queda la posibilidad de utilizar los eventos de clasificación existentes y programados, siempre y cuando éstos tengan un acceso equitativo para todos los atletas y equipos.

3. Todas las adaptaciones necesarias a los sistemas de clasificación y toda asignación de las plazas restantes serán:

a) basadas en los resultados dentro del campo de juego (por ejemplo, la clasificación de la FI o los resultados históricos); y

b) reflejar, cuando sea posible, los principios existentes de los respectivos sistemas de clasificación (por ejemplo, el uso de clasificaciones o resultados de eventos específicos continentales/regionales).

El presidente del COI, Thomas Bach, dijo: “La salud y el bienestar de todos los involucrados en los preparativos de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 es nuestra principal preocupación. Se están tomando todas las medidas necesarias para salvaguardar la seguridad y los intereses de los atletas, los entrenadores y los equipos de apoyo. Somos una comunidad olímpica; nos apoyamos unos a otros en los buenos y en los malos tiempos”.

Es cierto que tomar un decisión en este momento sería muy anticipado. Millones de dólares invertidos se perderían en el caso de suspensión. Tenistas, futbolistas, basquetbolistas, alzaron la voz para no competir en estos momentos, aunque fueron pocas las instituciones que no actuaron con inmediatez para tomar la decisión de cancelar las

competencias. El tiempo se acorta y el 24 de julio está cada más cerca. Mientras tanto el virus no detiene su expansión y se deben tomar medidas acordes a las del resto del mundo para intentar contener la pandemia. Al COI se le termina el tiempo y deberá tomar difícil decisión. En el día a día los contagios se suman de a cientos o miles.

El continente asiático es uno de los más golpeados junto a algunos países Europeos como España e Italia. Hay tiempo para tomar la decisión, pero cada vez es menos y la situación, cada vez es más grave.

Comentarios

- Advertisement -