Denuncian a Copetro: “parecemos fabricantes de carbón de coque”

Así lo afirmó a Pulso Noticias la integrante de la Asamblea de vecinos contaminados Berisso, Ensenada y La Plata, Julieta Kolac. Este miércoles realizarán un corte en el acceso al Puerto La Plata para denunciar el funcionamiento incorrecto de la empresa Copetro

Desde hace unos 30 años vecinos y vecinas de la zona portuaria del Gran La Plata denuncian a la empresa Oxbow Copetro por la contaminación que provoca en el aire y en el agua de dicha zona. La planta que exporta carbón de coque emana metales pesados, que según afirmó la integrante de la Asamblea son “potencialmente cancerígenos comprobados por científicos”.

Tras varias denuncias a los organismos municipales y provinciales, los vecinos definieron realizar la primera movilización del año en el acceso al Puerto La Plata donde se encuentra ubicada la planta de Copetro. Se concentrarán a partir de las seis de la mañana para seguir pidiendo que se termine con la contaminación.

La empresa de capitales norteamericanos es una industria de categoría 3 (según la producción que realiza) lo cual significa que es altamente contaminante por lo que no puede estar instalada en zonas urbanas. Sin embargo, Copetro se encuentra ubicada en Ensenada a muy pocos metros de Berisso, las dos grandes urbes del Gran La Plata.

Julieta Kolac tiene 27 años, es vecina de Berisso e integrante de la Asamblea de vecinos contaminados Berisso, Ensenada y La Plata y aseguró a Pulso Noticias que Copetro “desde hace 38 años que empezó a contaminar por aire y por agua. Primero fueron los vecinos del Barrio Campamento a reclamar, hicieron juicio por resarcimiento económico y algunos cobraron pero la empresa siguió contaminando”.

Recuerda que en agosto del año pasado nunca vio algo similar: “estuvimos cinco días con lluvia de hollín como la llamamos, o llovizna negra” las cuales son sustancias altamente contaminantes. “Depende para dónde sople el viento, esos metales vuelan para Berisso, Ensenada o La Plata y se nos mete en nuestras casas”.

El Organismo Provincial para el Desarrollo Sustantable (OPDS) es la autoridad ambiental para controlar el funcionamiento de las fabricas e industrias en toda la provincia, sin embargo, según expresó Kolac en vez de sancionar a Copetro por su nivel de contaminación han denunciado a una de las vecinas.

En octubre de 2019 el OPDS, luego de varias denuncias recibidas, pidió una dirección para instalar un colector y así luego podían analizar con precisión las sustancias que caen en la zona. Al cumplirse el mes de su instalación en la casa de una de las vecinas de Berisso, representantes del OPDS quisieron cambiar los frascos del colector un día que se encontraba el hijo menor de la vecina sin ningún adulto responsable.

Al día siguiente, se acercaron a realizar el acta del cambio de recipientes del colector así contaban con la firma de la vecina responsable pero hubo una fuerte discusión ya que ellos no quisieron dejar en acta lo sucedido el día anterior. La vecina los denuncia, y hace un mes atrás a ella le llegó una notificación sobre la acusación que hizo el OPDS contra ella por “desacato de la autoridad”.

Así las cosas, cansadas de reclamar por el bienestar de su salud, las vecinas de Berisso y Ensenada se movilizan: “la idea es hacer cumplir el artículo 41 de la Constitución Nacional”, afirmó Julieta. Dicho artículo asegura que “todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo”.

Para finalizar, la vecina integrante de la Asamblea manifestó que los productos y los residuos de Copetro no les pertenecen, que queden dentro de la fábrica. “Si van a nuestras casas parecemos fabricantes de carbón de coque porque barremos pilas y pilas de hollín. Basta, no queremos más a Copetro”, concluyó la joven.

Cabe mencionar que hace dos meses atrás la Asamblea de vecinos contaminados denunciaron a esta misma empresa por censurar una charla en la Escuela Primaria Nº9 de Berisso. Allí se encontraron con tres inspectoras que condicionaron para que no se nombre a Oxbow Copetro.

Comentarios

- Advertisement -