Becarios y becarias de la Universidad piden mejores condiciones laborales

Reclaman un aumento salarial, el retorno de la posibilidad de extender las becas y que se vuelva a implementar el programa de retención de doctores. “Cobramos una miseria que apenas nos alcanza para pagar el alquiler y cubrir nuestras necesidades básicas”, afirmaron

Tras haber reclamado a mediados de enero un aumento salarial, jóvenes investigadoras e investigadores de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) mantuvieron una reunión con las autoridades de la casa de estudios pero no arribaron a ningún acuerdo satisfactorio, por lo que emitieron un comunicado reclamando mejoras en las condiciones de trabajo.

“¿Cada mes la pregunta o el desafío que enfrentamos es el mismo? Mes a mes a pregunta a la que nos enfrentamos les becaries UNLP es la misma ¿Cómo tener garantizadas las condiciones socioeconómicas mínimas para subsistir frente a la devastadora inflación que afecta nuestro país? ¿Cómo continuar haciendo ciencia y técnica con dedicación exclusiva con salarios por debajo de la línea de pobreza?”, se preguntan desde el agrupamiento Becarixs UNLP en la declaración que emitieron esta semana.

Según explicaron, en la reunión que mantuvieron con las autoridades de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Universidad el pasado 18 de febrero, hablaron sobre la actualización salarial, los pedidos de prórrogas y el programa de retención de doctores, pero no consiguieron satisfacer sus reclamos.

“Respecto al eje salarial, nos informaron que la UNLP no puede actualizar los estipendios sino hasta que se apruebe el nuevo presupuesto. Esto se verá reflejado en nuestras becas recién en junio/julio, por lo que no contaremos con el ‘escalonamiento’ salarial de las becas CONICET y por ahora seguiremos cobrando lo mismo: beca de Doctorado (1er , 2do y 3er año), $ 27.100; y beca de Doctorado (4to y 5to año) , $ 30.710”, expresaron.

Además, señalaron con respecto a las prórrogas que “al ser eliminadas en el nuevo reglamento de becas, solicitamos que se reconsidere la reincorporación de este derecho. La respuesta de las autoridades fue que cuando firmamos nuestra conformidad ante el cambio de reglamento, ‘avalamos’ la quita de las prórrogas que hoy en día reclamamos. En el reglamento anterior las prórrogas podían ser solicitadas para continuar nuestras tareas habiendo transcurrido situaciones no sólo de maternidad, sino también un sinfín de obstáculos que en muchos casos nos atrasan y no nos permiten finalizar la tesis en cinco años”.

“En relación al programa de retención de doctores el cual fue también eliminado, nos informaron que el mismo surgió en el 2018 y que pudo ser financiado gracias a una partida extrapresupuestaria. Actualmente no se contaría con estos fondos, de manera que es imposible sostener dicho programa con el presupuesto general que se apruebe para este año”, informaron.

Visibilizar la situación

El colectivo que reúne a becarios y becarias universitarias consideró “de suma importancia visibilizar que la forma en la que es implementado el sistema de becas precariza a sus trabajadorxs y no garantiza condiciones laborales dignas durante el período de beca, ni siquiera permite despreocuparse de algo tan básico como llegar a fin de mes y dedicarnos por completo a nuestras tareas de investigación. Además, y por si esto fuera poco, tampoco da ninguna oportunidad de continuidad laboral para que les jóvenes investigadores podamos proyectar nuestro futuro laboral en la UNLP, sin tener que irnos del país”.

“Exigimos que se regularice cuanto antes nuestro salario, no podemos esperar hasta mitad de año o más para ver si realmente tendremos el efectivo aumento, ya que cobramos una miseria que apenas nos alcanza para pagar el alquiler y cubrir nuestras necesidades básicas”, reclamaron y agregaron: “entendemos que las prórrogas de becas UNLP son un derecho que teníamos en el anterior reglamento, y que hoy en día deberían ser garantizadas por la UNLP para que nadie se quede sin finalizar su carrera de doctore”.

También pidieron “la implementación del programa de retención de doctores, ya que es fundamental que la Universidad retenga a sus trabajadorxs. Somos quienes logramos que la UNLP se posicione con alto puntaje en diversos rankings internacionales, y sin esta posibilidad quedamos por fuera del sistema de ciencia y técnica. Nos vemos obligades a buscar otros empleos en nuestro país o fuera de él, teniendo en cuenta que muchas disciplinas tienen gran dificultad de inserción laboral por fuera del campo científico”.

A su vez, plantearon como propuesta para “evitar la erosión constante” de sus salarios así como la “arbitrariedad” en los aumento otorgados, la implementación de “un mecanismo de regularización de la ‘pauta salarial’ claro: proponemos la equiparación de nuestro salario con el de un cargo de JTP con dedicación exclusiva”.

Comentarios

- Advertisement -