Familiares y vecinos de Villa Elvira piden justicia por Nicolás Gatti

El joven de 19 años fue asesinado el 5 de octubre del año pasado cuando repartía la última pizza de su jornada laboral. Según la investigación judicial se trató de un intento de robo por parte de dos jóvenes de 16 y 17 años, que se encuentran en libertad sin intervención social del Estado

Nicolás Gatti fue asesinado el sábado 5 de octubre a las 22 hs en 81 entre 116 y 117. El joven de 19 años, oriundo del propio barrio de Villa Elvira, estaba trabajando en una pizzería como repartidor. Aquel día, relató con tremendo dolor su mamá Mónica, se iba a retirar una hora antes de su trabajo por un casamiento, pero en su último reparto un intento de robo frustró su posibilidad de seguir en esta vida.

Sus padres, amigos y amigas y vecinos de la zona organizaron una concentración el jueves en 121 y 77 y también una movilización durante la mañana del viernes hasta la Fiscalía. Además organizan un torneo de fútbol para juntar dinero de los honorarios del abogado.

“Aquella noche entregó la última pizza, la señora la recibió y luego escuchó un estruendo, salieron afuera con su marido y estaba Nicolás temblando en el piso con la moto encima… el hombre se acercó a ayudarlo, primero pensó que fue epilepsia pero luego vio la sangre, llamaron a la ambulancia y a las 5 de la mañana falleció en el hospital”, relató a Pulso Mónica Gatti sentada en el cordón de la vereda de 121 y 77, esquina donde Nicolás vivía junto a su familia y pasaba el tiempo con sus amigos y amigas.

El tiro entró por el cuello y salió por la cabeza, dejándolo inconsciente. Cinco días después hubo dos detenidos, dos menores de 16 y 17 años que fueron hallanados y les encontraron pruebas. El caso fue tomado por la UFI N° 1 del Departamento Judicial de La Plata y la Fiscalía de Menores N° 3. “La jueza Maria Jose Lezcano, como subrogante del juez de garantía, les dio libertad porque las pruebas no tenían suficiente valor”, explicó Mónica. Luego la causa pasó a jurisdicción de menores y cambió la fiscal.

“Se está investigando aún, hubo un recurso de apelación de la fiscal para la prisión preventiva, pero ayer los jueces de lo Contencioso negaron la prisión preventiva, esto me dolió mucho”, explicó respecto a que actualmente los jóvenes acusados se encuentran en libertad. “Para la investigación lo que importa es el juicio, pero yo los quiero ver presos ya y eso no estaría pasando… queremos que el caso de Nico no quede impune, nadie me lo va a devolver pero que se haga justicia”.

Árbol de la vida

El caso de Nicolás es estremecedor no solamente por la injusticia que significa su asesinato a quemarropa un sábado a la noche en un barrio, sino también por la edad de los acusados. ¿Cómo es la sociedad en la que vivimos? ¿Cómo puede cambiar?. Hay muchas opiniones respecto a esto, sin embargo Mónica Ratti tiene una postura clara: “No sé cómo se puede cambiar, no es solamente el caso de Nico, ahora que vivimos esto nos interiorizamos, conocemos otros casos, hay un montón de casos que no se resolvieron. Lo que pienso es que el problema es la justicia, todos sabemos que no actúa y los delincuentes tienen via libre para hacer lo que quieran, entran por una puerta y salen por la otra, sobretodo si son menores, porque sino ya estarían presos”.

“Ahora nuestra vida es levantarse sin ganas, un dolor inmenso, inexplicable, a mi me sostiene la lucha, las ganas de que se haga justicia… más adelante no se cómo sera, ahora es como que estuvieramos muertos en vida”, expresó. Además agregó que ese sostén son los amigos, vecinos y familia: “Son inconficionales, la solidaridad de gente que no conocía y que conocía a Nico, y otros que ni lo conocían a él que se acercan a las marchas”.

Este domingo habrá un torneo de futbol para ayudar a la familia a pagar los honorarios de los abogados: “eso lo aprecio mucho y ahi veo todo lo que generó Nico, él estaba ahi siempre ayudando a todos… el Estado con lo judicial no ayuda, solo provee una defensa al acusado pero no a la víctima, si queremos un abogado nos lo tenemos que pagar, es así lamentablemente”.

¿Qué pasó esa noche?

“Lo que pasó no es una hipótesis sino que ya está claro, fue un intento de robo, homicidio agravado por intento de robo, Nico tenía $600 del último pedido, algo de cambio en su billetera, y la moto. No se llevaron nada, hubo un forcejeo, se debe haber querido resistir y digo yo que se les debe haber escapado el tiro. Eran dos chicos en una moto y no se llevaron nada. Quedó todo tirado”.

Comentarios

- Advertisement -