La Facultad de Ingeniería funda el “Laboratorio en Marcha”

Se trata de un laboratorio para diagnosticar y tratar con mayor eficacia a enfermedades del sistema locomotor. Los pacientes deberán caminar libremente a lo largo de una pasarela donde hay cámaras infrarrojas y alta tecnología

Entre la articulación de diferentes instituciones, como la Facultad de Ingeniería de la UNLP, se encuentra listo para fundar el “Laboratorio en Marcha”, un espacio para el diagnóstico y tratamiento de personas con enfermedades del sistema locomotor. Permitirá a cientos de pacientes acceder a estudios de alta complejidad necesarios para orientar las terapias y tratamientos médicos.  

El desarrollo responde a un requerimiento de la Asociación Pro Rehabilitación Infantil La Plata (Aprilp) y, según la Universidad, sólo resta que la institución realice las reformas de infraestructura necesarias para instalarlo. Tiene la ventaja de ser de muy bajo costo, replicable y modular.

El director del proyecto, el ingeniero Flavio Ferrari explicó que el funcionamiento del laboratorio consiste en colocar al paciente una serie de marcadores pasivos reflectantes sobre la piel, elegidos como puntos de referencia óseos que permiten registrar la marcha mediante 3 o más cámaras infrarrojas. En algunos casos se agregan sensores de variables fisiológicas, de acuerdo a protocolos normalizados”, y agregó: “Las mediciones son realizadas por el sistema, mientras el paciente camina libremente a lo largo de la pasarela de marcha del laboratorio”.

Por otro lado, este docente de la carrera Ingeniería Electrónica detalló que “se trabajó con especialistas en fisiatría y rehabilitación neurolocomotora para implementar el Laboratorio de Marcha, según sus necesidades específicas”.

El Laboratorio de Marcha fue desarrollado a partir de la labor articulada de tres Unidades de Investigación, Desarrollo, Extensión y Transferencia de Ingeniería: la Unidad de Investigación y Desarrollo para la Calidad de la Educación en Ingeniería (Unitec), a cargo de la coordinación general del proyecto; el Centro de Técnicas Analógico- Digitales (Cetad), especializada en temas de hardware electrónico de alto nivel; y Formulación y Evaluación de Proyectos (FEP), encargada de obtener el financiamiento necesario.

La historia de cómo nos movemos

El estudio del movimiento humano y más concretamente de la marcha ha sido de particular interés desde tiempos remotos, generando el desarrollo de diferentes métodos para su estudio. Con el avance de la tecnología, los sistemas de cómputo y los avances en la informática se han desarrollado sistemas para análisis del movimiento humano que son de gran ayuda para el diagnóstico y terapéutica de diferentes patologías.

Este laboratorio permitirá entender las alteraciones dinámicas de la marcha y diferenciar las causales primarias de las alteraciones secundarias y mecanismos compensatorios; definir el perfil de marcha en diferentes patologías; ayudar en la planificación de los tratamientos con mejor optimización de los recursos; aportar información para tomar decisiones con objetivos más realistas y aclarar expectativas sobre los tratamientos; facilitará a los médicos la toma de decisiones quirúrgicas con criterio multinivel, reduciendo el número de veces que el paciente debe ser intervenido, sometido a anestesia y a periodos de rehabilitación; medir los resultados de tratamientos conservadores y quirúrgicos con estimadores más objetivos y dinámicos. También permitirá tomar la decisión de un tratamiento farmacológico o de evaluación de equipamiento ortésico y de asistencia necesarios.

El desarrollo se pudo realizar gracias a distintos subsidios otorgados por la facultad de Ingeniería, el Programa Consejo de la Demanda de actores Sociales (Procodas), el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación y el Programa Nacional de Desarrollo y voluntariado (SPU). El laboratorio tuvo un costo aproximado total de $300.000.

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre