Trabajadores de Coros y Orquestas bonaerenses piden regularización laboral

Foto de archivo: Orquesta Escuela de Berisso

Afirman que son 180 las y los docentes que están en condición de monotributistas, lo que repercute “en una diferencia en el acceso a derechos laborales básicos” y también “en una brecha salarial descomunal”. Estos espacios trabajan con niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social

Trabajadores y trabajadora de Coros y Orquestas de la Provincia de Buenos Aires emitieron un comunicado para difundir la situación apremiante en la que se encuentran y reclamar al Gobierno bonaerense la regularización de sus puestos de trabajo.

“Nuestro colectivo de trabajadores desarrolla sus tareas con niñes y jóvenes en situación de vulnerabilidad social trabajando en la reinserción escolar a través del trabajo musical grupal coral y orquestal, tejiendo lazos sociales junto a la comunidad, acercando a les niñes y jóvenes a la escuela”, explicaron a través de la redes sociales.

En ese marco indicaron que las Orquestas y Coros han desarrollado “un trabajo sin precedente en todo el territorio, con una matrícula que ronda los 10.000 estudiantes y un impacto sobre un universo de 150.000 personas puesto que incide sobre las familias y la comunidad educativa toda”.

A fines del 2018, la unificación del programa de Coros y Orquestas para el Bicentenario (antaño nacional, luego provincializado por el macrismo), con el ya existente PPOE (Programa Provincial de Orquestas Escuela) dio como resultado la existencia de diferentes y desiguales tipos de contratación al interior del programa: docentes de bicentenario como monostributistas, docentes del PPOE con módulos docentes.

“Si bien comenzó un paulatino pase de docentes a módulos, hoy  somos 188 trabajadores les que continuamos en condición de monotributistas, precarizades por el  Estado, algunes incluso hasta llevamos trabajando 10 años de esta manera”, remarcaron y afirmaron que “esto no solo repercute en una diferencia en el acceso a derechos laborales básicos, sino que también terminó en una brecha salarial descomunal”.

“Es por ello que solicitamos al Mtro. de Educación Nicolás Trotta y a la Directora General de Cultura y Educación Agustina Vila y Subsecretaria de Educación Claudia Bracchi  la regularización  de los puestos de trabajo de los  188 docentes, a través del pase a módulos y la designación de autoridades”, concluyeron.

Comentarios