Un grito de justicia por Fernando y las víctimas de violencia

Miles de personas se congregaron en la Plaza de los Dos Congresos a un mes del homicidio del joven Fernando Báez. Un llamado de atención social que excedió los límites de lo ocurrido en Villa Gesell

Una multitud se concentró frente al Congreso de la nación para reclamar justicia por la muerte de Fernando Báez, al cumplirse un mes de su brutal asesinato. El acto, que reunió en el escenario a familiares, amigos y la pareja del joven, tuvo su momento más conmovedor a las 18:40 cuando su mamá, Graciela, recordó a su hijo y pidió por la cárcel para los homicidas.

“Lo que le hicieron a mi hijo es terrible. Lo mataron a traición. Un chico que amaba la vida y quería ayudar a todo el mundo. Fernando ahora nos dará la luz necesaria para tener fuerza y luchar para que paguen lo que le hicieron”, expresó Graciela con lágrimas en los ojos y su voz entrecortada.

“Quiero agradecer por haber venido a acompañarme. No estoy bien, pero, al verlos a todos ustedes, me dan la fuerza para seguir luchando por mi hijo. Que se haga justicia por mi hijo y todas las víctimas de violencia”, manifestó.

El acto fue acompañado por organizaciones y familiares de víctimas de distintos crímenes. Entre la multitud se podía observar a Martha Pelloni y Gladys Cabezas, entre otros. También asistieron alumnos del Colegio Marianista de Caballito, del cual egresó Fernando.

Un momento muy especial se produjo durante la tarde, momento en el que se conoció un mensaje redactado por Taty Almeida a la mamá de Fernando, en nombre de todas la Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora.

“Le hago llegar a ud. y familia nuestro cariño, nuestra comprensión por el tremendo dolor por el que están pasando. Nosotras, vaya si también, sabemos, lo que significa la pérdida de un hijo”, expresa el mensaje que además acompaña la exigencia de Justicia “legal, jamás por mano propia”. “Lamentablemente, por razones de salud, no podremos estar hoy en la marcha, pero nuestro corazón SI estará junto a uds.”, manifiesta en el final.

A la par de la manifestación en Capital Federal, se realizó una misa frente al boliche Le Brique, en Villa Gesell. En la ceremonia, encabezada por el obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre, se leyó una misiva que el papa Francisco envió especialmente.

“Queridos hermanos, sé que celebrarán una misa en Villa Gesell al cumplirse un mes del asesinato de Fernando Báez. Quiero asegurarles mi compañía espiritual ese día. También yo celebraré la eucaristía por Fernando y sus padres. Por favor, no se olviden de rezar por mí. Que Jesús los bendiga y la virgen santa los cuide”, señala la carta redactada de puño y letra por Francisco.

Comentarios

- Advertisement -