De mayor a menor

Los Leones volvieron a empatar contra Holanda. Esta vez, con un trámite más favorable, por momentos dominaron, más que nada en la primera parte, luego se quedaron, desde lo físico mermaron su rendimiento y la Naranja pudo ganarlo en el cierre. En los shootout perdieron 3-4

Por Alejo Audissio

Argentina empezó mejor. Se impuso en campo rival y se puso en ventaja merecidamente. Mazzilli armó una jugada bárbara por la izquierda, la sirvió al medio y Agustín Vila completó la jugada empujándola contra la madera. Después de eso, Vivaldi sacó dos bochas importantes. Una desde el corto y otra en movimiento para disipar todo intento de acercamiento holandés. 

En el segundo cuarto, a los 5’ Mazzilli estiró las diferencias para que Los Leones lleguen a su mejor momento en el partido. Allí, poco pudieron hacer los holandeses más allá de tener, por un tiempo, un jugador de más por la tarjeta verde de Lucas Martínez, unos minutos antes del 2-0. Un dato que marca este buen pasaje de los argentinos fue la posesión, durante el cuarto tuvieron el 71% del poder de la bocha. No obstante, instantes antes de que termine el período, Pruijser venció a  en el único corto naranja del segmento a los 14:40. 20’’ antes del cierre. En la última, Argentina tuvo un corto para oler a tomar dos de ventaja, pero no pudo ser. Pasó cerquita. 

El descuento fue un envión anímico importante para la visita. Desde el minuto inicial de la segunda parte hasta el inal, Holanda demostró por qué es una de las selecciones top en este deporte. Encima, el elenco de Orozco dio ventaja numérica otra e, tras la amonestación de erreiro. En este período, los dirigidos por el argentino Maxi Caldas, entraron 7 veces al círculo, con un corner corto, lo que demostró el poderío que empezó a desarrollar en el trámite del juego. Argentina aguantó, cediendo el terreno y defendiendo la parcial victoria.

Transcurriendo el período final, Holanda decidió ir por el empate. Entró 15 veces a la medialuna del gol y tuvo 4 córners cortos, haciendo gigante a la igura, nuevamente, del arquero nacional. Un viejo dicho menciona que ‘El que sabe lo que busca encuentra lo que quiere’, y la naranja lo llevó a la práctica. Kemperman lo empató a cuatro del cierre, el anfitrión se quedó sin su capitán, Pedro Ibarra, por amonestación previo a un corto holandés que se fue cerca. Solo quedaban por esperar los shootout, por segundo día consecutivo e imitando el score: 2-2. 

En estas definiciones, la suerte te cambia la circunstancia en un santiamén. ialdi tapó un mano a mano con infracción, le cobraron penal y lo atajó en el tercer turno. A las anteriores conversiones perfectas de Orti, ila y Rey, junto a las de Hertzberger y Van Ass, decretaron el 3-2 parcial en la serie. Cuando Argentina tuvo la chance de ponerse 4-2 y establecer la ventaja, Blaak le tapó el shoot a Martínez, Van Dam empató en 3, Mazzilli no pudo otra vez con el 26 y Pruijser, el verdugo de la selección, sentenció el 4-3 final. 

Los Leones no están en su mejor versión, pero si eso significa empatar dos veces contra una potencia, es una señal levemente positiva. Hay que darle tiempo al equipo, todavía falta para Tokio 2020 y ese es el objetivo del año, llegar de la mejor manera posible a los Juegos Olímpicos. 

Comentarios

- Advertisement -