Los Leones no pudieron

Foto: Nicolás Braicovich

Argentina empató contra una potencia como Holanda, pero no jugó su mejor partido, amén de dominar en algunos transcursos del juego. En los shootout, el punto bonus fue para los europeos que merecieron ganar, pero no pudieron concretarlo en la red. Juan Manuel Vivaldi fue de lo mejor en el equipo argentino

Por Alejo Audissio

Los Leones empataron con Holanda y es una buena noticia. Sin embargo, en los shootout, la suerte quedó para el lado de los Europeos junto al bonus, que los argentinos no hayan perdido con una potencia es positivo.

El primer cuarto fue muy parejo, los dos tuvieron opciones de irse en ventaja, pero la Naranja golpeó primero y lo hizo dos veces. Pruijser abrió el score, Martíne lo igualó y, 24’’ después del 1-1, Bakker, el capitán, desnieló. 

En el segundo cuarto, los de Orozco mostraron su mejor versión en el juego. Con la banda derecha como eje de los ataques, pudo arrinconar a su rival, pero sin poder convertir. La carga de inicio de juego por la izquierda, para luego liberar y jugar al sector opuesto, dio resultados en este lapso de juego, ya que la posesión marcó, en esos 15’, que Argentina la ganó, claramente, 61 a 39. 

No obstante, después de ese buen momento, a la salida del descanso, Holanda se plantó en el campo argentino para imponer sus condiciones, y así lo hizo. Dominó hasta el final, haciendo gigante a la figura de Vivaldi para que no estiren la entaja. A 9’ del cierre, Tolini empató las acciones para ir a la serie para sumar un punto bonus. Lamentablemente para las aspiraciones locales, Holanda no falló y Argentina lo hizo demasiado. Keenan, Ferreiro y Mazzili erraron. Domené fue el único que marcó. Hetzberger, Schuurman y De Geus lo hicieron para la visita que se quedó con un regalo extra. 1-3.

Comentarios