Llamativa afichada a dos meses de la muerte del cura Lorenzo

Esta madrugada la ciudad amaneció con varios afiches pegados en diferentes zonas los cuales convocan a la “fiesta de la impunidad” apuntando al caso emblemático del cura abusador Eduardo Lorenzo

Este 16 de febrero se cumplen dos meses del (supuesto) suicidio del cura imputado por múltiples delitos sexuales, un emblemático caso de nuestra ciudad que quedó impune al quitarse la vida el ex capellán general del Servicio Penitenciario Bonaerense, Eduardo Lorenzo.

Llamativamente el centro de la ciudad amaneció con afiches que convocan este 16 a la “fiesta de la impunidad”. “Recordamos el silencio cómplice de la Iglesia y el Estado”, afirman en esos carteles. Cabe mencionar que el cura Eduardo Lorenzo fue denunciado por al menos cinco víctimas que sufrieron los peores tormentos de su vida. Los abusos y las violencias de Lorenzo era parte de su relación con niños y jóvenes de las diferentes parroquias que tuvo a su cargo.

La primera denuncia fue en 2008 radicada en la UFI 1 de la fiscal Ana Medina, quien rápidamente, en unos pocos meses archivó la causa. Sin embargo, el 21 de marzo del año pasado la desarchivó y a partir de allí comenzaron a sumarse más testimonios de los sobrevivientes de abusos de Lorenzo.

El cura Lorenzo cumplió en diciembre pasado 30 años de sacerdocio, y ya en sus primeros años detallan, según uno de los testimonios expresados en la causa penal, que en 1994 un adolescente (ya hoy adulto) que concurría a la iglesia San Benito de Olmos tuvo que vivir dentro de su carpa una escena violenta debido a que el cura en uno de los campamentos del grupo Scout se metió en la bolsa de dormir de un compañerito y abusó de él. Luego, Julián Bartoli detalló los abusos cometidos durante el año 2000 cuando participaba de la iglesia Nuestra Señora de Lourdes. Ocho años después, ya a cargo de la iglesia Inmaculada Madre de Dios de Gonnet, otro adolescente tuvo que sufrir los abusos y la “esclavitud” de ese cura.

Esos son los tres testimonios que marcan la sistematicidad de los abusos por parte de Lorenzo, su banca política y la complicidad del arzobispado de La Plata, primero a cargo de Héctor Aguer, y luego de Víctor “Tucho” Fernández. Al ver la dimensión del tema y escuchar a las víctimas, en noviembre último se sumaron dos nuevos testimonios que relatan el mismo “modus operandi” pero en diferentes épocas y lugares.

En los afiches apuntan también contra los fiscales Ana Medina y Marcelo Romero, y el arzobispo Víctor “Tucho” Fernández.

Afiche convocatoria “fiesta de la impunidad” a dos meses del suicidio del cura Eduardo Lorenzo

Comentarios