Peligro, zanja: piden que Absa les vaya a terminar un arreglo

Fotos Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Vecinos de la zona de 38 y 115, en Barrio Hipódromo, conviven con un enorme agujero en la puerta de sus casas. Es por un trabajo inconcluso de la empresa en octubre del año pasado. Además, se quejan del mal olor porque “rompieron el caño cloacal”

Mientras se extiende la falta de agua en varias zonas de la ciudad, todas las críticas apuntan a Absa, la empresa encargada de administrar el servicio en la región. De todos los barrios de la ciudad, Barrio Hipódromo está desde hace varios días entre las zonas más afectadas por los problemas con el suministro y los vecinos siguen expresando su malestar.

Pero a los problemas actuales, relacionados por consumo propio del verano, se suman también algunos que ya deberían haber sido solucionados. Por ejemplo, el de este grupo de vecinos que se comunicó con este medio para denunciar que están esperando desde fines de octubre que la empresa les solucione un arreglo que dejaron “a medias”.

Se trata de vecinos de un PH ubicado en 38 entre 115 y 116, que conviven con una peligrosa zanja en la puerta de la entrada a sus casas. Literal. Para ingresar tienen que pasar por encima de una madera que hace de tapa para evitar un accidente. Aunque según relataron los propios vecinos, “es un peligro de todas maneras”.

El problema lo tienen desde el día 22 de octubre. Según contaron, habían hecho un pedido de arreglo porque tenían un fuerte olor nauseabundo que venía de las cloacas. Cuando fueron operarios de la empresa a hacer el trabajo, terminaron dejando otro problema que, para colmo, nunca imaginaron que duraría tanto.

“Vinieron, rompieron, aparte rompieron el caño cloacal y se fueron diciendo que ´mañana lo arreglarían´. Después, muy alegremente, le dicen a mi vecino, que en realidad el inconveniente no estaba ahí, sino en la calle 117”, relató una de las afectadas en diálogo con Pulso Noticias.

“Puso una débil madera por la cual debemos pasar cada vez que entramos o salimos de nuestro domicilio. Realizamos pedidos telefónicos, personales, por mail, por facebook, no obteniendo respuesta alguna”, agregó en relación a la empresa.

Así esperan desde hace casi cuatro meses. Del 22 de octubre que quieren tener la vereda como antes.

Comentarios