Uno de los rugbiers dijo que son inocentes en la audiencia ante el Juez

En medio de un importante operativo de seguridad, los acusados arribaron este jueves al juzgado de Villa Gesell para una audiencia frente al juez. Vecinos autoconvocados les gritaron “asesinos” al llegar y al retirarse

Los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell llegaron este jueves a la mañana al Juzgado de Garantías de esa ciudad balnearia, donde se desarrolló una audiencia oral clave para definir su situación procesal, a bordo de un micro custodiado por cuatro patrulleros del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). Entre otras cosas, Fabián Améndola, abogado de la familia de Fernando Báz Sosa contó a la salida de la audiencia que, Matías Benicelli, uno de los rugbiers, aseguró “somos inocentes”.

El mismo abogado contó que los notó fríos y mal de ánimo por el momento que están atravesando, pero en ningún momento arrepentidos por el hecho que cometieron.

Amén de esto, la defensa de los rugbiers pidió la prisión domiciliaria para los ocho imputados fundamentando en que se sienten presionados por lo mediático en lo que se convirtió la causa y el Juez responderá este viernes.

De lado de la familia de Báez se pidió que se se tenga en cuenta el “homicidio por placer” porque consideran que lo que hicieron con Fernando Béz Sosa era una manera de proceder de este grupo.

A la puerta del juzgado, ubicado en el Boulevard Silvio Gesell y Paseo 130 donde además la policía montó un vallado y un operativo de seguridad, se acercaron algunos vecinos que recibieron a los imputados al grito de “asesinos” y “se van a pudrir adentro”.

Comentarios

- Advertisement -