La Polla Records hizo temblar La Plata, afuera, la Policía reprimió

La Polla Records sonó maravilloso en el Punto Único. Foto: Prensa La Polla Records

La legendaria banda española de punk celebró sus 40 años en el Punto Único de nuestra ciudad. Unas 20 mil personas disfrutaron del show aunque también hubo represión en el momento que se escucharon los primeros acordes

La Polla Records dio comienzo a su gira por América Latina en La Plata. Este sábado por la noche, la histórica banda punk hizo temblar la ciudad con la presentación de su último trabajo “Ni descanso, ni paz”, el cual cuenta con nuevas versiones de sus tres primeros álbumes. También hizo un recorrido por sus mejores canciones.

Foto: Prensa La Polla Records

40 años de historia en una España post franquismo y una fractura en el medio, los músicos punks de 60 años decidieron salir de gira para despedirse de sus fanáticos. En 2003 se separaron y el año pasado decidieron lanzar su último disco.

Varias generaciones se hicieron presente en el Estadio Único: esos adultos que en su adolescencia saltaban al ritmo de los punkis y sus crestas.

Evaristo salió al escenario con una remera que decía: “Del deporte también se sale”, título de una canción de La pandilla voladora, pero que también describe el tipo de humor que acompaña al músico hace 59 años.

Lo secundaron Abel (bajo), Angelillo Gatillazo (guitarra), Tripo (batería) y Txiki (guitarras). Los dos últimos se sumaron a La Polla Records durante 2003, previo al impasse, y nuevamente en 2019, cuando la agrupación volvió al ruedo, pero mientras tanto y hasta ahora acompañan a Evaristo en otro proyecto, Gatillazo.

El motivo de “Ni descanso, ni paz” es festejar la recuperación de los derechos de sus discos, pero anoche, además, se celebraron los 40 años del nacimiento de esta banda que apareció para hacerle frente al aparato represivo del Estado y para cantar contra la explotación del obrero.

Represión y corridas

En la previa del recital se vivieron momentos de tensión cuando la Policía de la provincia de Buenos Aires reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos a un grupo de espectadores que estaban ingresando al lugar, en las inmediaciones del Estadio Único.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 21.30 horas, y efectivos de la policía montada salieron a perseguir a varios de los asistentes, algunos de los cuales resultaron alcanzados por los perdigones y sufrieron los efectos del gas.

Comentarios