Pusieron fecha para las paritarias docentes y estatales bonaerenses: lunes 10

Tras los chispazos con los gremios por el retraso en el pago de parte de la cláusula gatillo de diciembre del año pasado, la Gobernación abrirá la negociación salarial en la Provincia. Fuentes de la administración bonaerense reiteraron su decisión de no volver a implementar la cláusula gatillo

El gobierno bonaerense convocó a paritarias a los gremios de docentes y estatales para el próximo lunes 10 de febrero, en el Ministerio de Trabajo, informaron hoy fuentes del Poder Ejecutivo de la provincia.

Voceros de la administración provincial precisaron a Télam que, en esa reunión, que en los próximos días será oficializada, el gobierno comenzará a abordar cuestiones no sólo relacionadas con la suba salarial, sino también con condiciones laborales, infraestructura y capacitación.

“Debemos empezar a pensar cómo se recomponen los ingresos de los trabajadores”, explicaron los informantes, quienes reiteraron que la idea es no volver a implementar la cláusula gatillo dado que ese mecanismo de ajuste automático del salario por inflación “indexa la economía”.

En ese sentido, desde el gobierno manifestaron que la cláusula gatillo “no permite volver a sentarte a dialogar si hay una situación de emergencia” que lo amerite.

“Necesitamos avanzar para hacer crecer los salarios reales contemplando distintos escenarios, pero el botón de ajuste no puede ser siempre el salario público”, dijeron y subrayaron que se apuesta “a tener el mejor diálogo con los gremios”.

Ayer, los sindicatos de maestros recibieron un comunicado del Ministerio de Trabajo bonaerense en el que se les informaba que los docentes cobrarán en los próximos días un aumento del 11,7% por la actualización por inflación del último trimestre de 2019, pero que el remanente de diciembre se percibirá recién con los salarios de marzo.

Las fuentes gubernamentales explicaron que el retraso responde a “dificultades de solvencia” que tienen que ver con el pago del vencimiento de 250 millones de dólares que hubo que hacer el lunes a los tenedores del bono BP21.

Además, apuntaron a que la postergación del Impuesto Automotor que vencía en enero y el retraso de la fecha de vencimiento del impuesto inmobiliario provincial para fines de febrero repercutieron en que los dos primeros meses del año no ingresaran unos 10 mil millones de pesos a las arcas bonaerenses.

No obstante, remarcaron que “no es un dato menor” que la provincia respete la aplicación de la cláusula gatillo “y pueda otorgar este aumento de casi el 12%” en el contexto actual de emergencia y ante los problemas de caja que existen”.

Fuente: Télam

Comentarios

- Advertisement -