Bolsonaro critica la doble indemnización de Argentina

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fustigó hoy la política de Argentina que instituye la doble indemnización por despido hasta junio próximo, al defender la flexibilización de las leyes laborales en su país. Sin embargo, en un alto porcentaje los despedidos nunca cobran sus indemnizaciones

“En Argentina duplicaron el valor de la multa de indemnización con el nuevo gobierno socialista que tienen. No se puede despedir a nadie, entonces mi empresa quiebra pero no puedo despedir a nadie. Nadie va a echar a un buen empleado”, dijo Bolsonaro.

Eso sería en una Argentina donde las leyes están para cumplirse, pero no es el caso ya que en un alto porcentaje de casos de despidos, los grandes empresarios nunca les pagan a sus empleados ni la mitad de lo que corresponde ya sea porque la empresa quebró, se fueron del país o fueron a la cárcel.

El dirigente ultraderechista habló en un programa de YouTube con uno de sus aliados, el pastor evangelista Silas Malafaia, uno de las principales voces del llamado “anticomunismo” neopentecostal, sobre diversos temas, pero apuntó a la situación argentina al hablar sobre el empleo.

Bolsonaro criticó que en Brasil existen “muchos derechos pero poco empleo” y defendió una mayor flexibilización para poder despedir empleados sin mayores cargas para los empresarios.

“A mí me critican mucho por eso, pero es como un matrimonio, alguien tiene que perder algo. Es como vos, Malafaia, que sos hincha del Botafogo. Querés ir a la cancha y justo tu mujer te pide ir al shopping”, comentó el presidente.

Según Bolsonaro, pese a la reforma de las leyes del trabajo realizada por el gobierno de Michel Temer de 2017, “Brasil es uno de los países con más derechos”.

Sin embargo, aclaró que esos derechos están garantizados por la Constitución “pero la situación es que hay más derechos y no hay empleo”.

“Acá es preferible menos derechos y más empleo”, subrayó Bolsonaro.

Brasil terminó 2019 con un desempleo promedio de 11,9 % (12.6 millones de desocupados), contra el 12,3% que se registró en 2018 pero con una mayor precariedad, superior a la de 2016, año de recesión.

El trabajo informal fue el mayor desde 2016, con el 41% de la población ocupada en la informalidad, fenómeno calificado por los especialistas como una “uberización” de la economía.

En Brasil, un trabajador registrado recibe del empleador un fondo de garantías que se deposita todos los meses, equivalente al 8% del salario, y que puede ser retirado cuando se termina el vínculo o usado como entrada de un crédito hipotecario.

La multa por despido sin causa para el empresario es el 40% del acumulado en ese fondo de garantías.

La flexiblización de la legislación laboral se sancionó por ley en el Congreso durante el gobierno de Temer, que asumió en 2016 tras la destitución de Dilma Rousseff vía juicio político.

La ley permite el trabajo intermitente y el trabajo desde la casa y le hace pagar las costas de los juicios perdidos a los empleados- en 2017

Comentarios