Campaña de donación de útiles en homenaje a Virginia Ilariucci

Amigas y compañeras de la trabajadora de prensa fallecida el año pasado, organizaron una colecta de útiles para el centro de día donde participó. Julieta, de La Casita de los Chicos de Gorina expresó: “eramos amigas y siempre desde el mismo lugar, desde el compromiso con el otro, las otras… dejó una huella re linda no solo en la Casita sino en todas nosotras”

La Casita de los Chicos de Gorina es uno de los tantos espacios que en La Plata se conforman a traves de vecinos y vecinas de los barrios que ante una realidad complicada de la niñez, se juntan y comienzan a generar redes de solidaridad y espacios de contención ante la asuencia del Estado.

En 1998 un grupo de vecinos armó este espacio de recreación y de educación no formal. En Gorina, a pesar de sus 8 mil habitantes, no existe otro espacio de contención para niños, “ni siquiera una plaza pública había”, explican.

Allá por 2004 Virginia Ilariucci estudiaba en la Facultad de Periodismo y participaba de un Taller de Telar con mujeres del barrio El Mercadito. Durante un encuentro casual, en las playas de Necochea, su ciudad natal, conoció a Julieta Relli, quien le contó sobre su trabajo territorial en Gorina, sobre la Casita y los niños y niñas que allí asisten.

“Nosotros en la Casita no recibíamos nada del Estado y a partir de ese momento Virginia nos facilitó el contacto del organismo de niñez y empezó a participar de lleno en los talleres y también a colaborar en todo lo administrativo”. La Negra, como le decían algunos, organizó y comenzó a dar un Taller de Periodismo y también lanzó otro de Murga: “ella ya había bailado en una murga unos años antes en La Plata”, explica Julieta recordando a Vir.

Después de un tiempo Virginia consiguió una oportunidad laboral en la Radio Universidad, primero desde los estudios en Plaza Rocha pero no tardó mucho en darse cuenta que su pasión era en la calle, con la gente, y comenzó su inolvidable tarea de movilera radial.

“Allí se le complicó con los horarios pero a pesar de que no iba siempre, estuvo de una u otra manera presente. Incluso justo antes de que le pasara su problema de salud el año pasado, me llamó para decirme que tenía una pelopincho y que la quería regalar para algun nene de la casita… yo ya no pude hablar más con ella”, cuenta Julieta visiblemente emocionada y llena de tristeza ante la pérdida de su amiga.

“Durante ese tiempo que estaba en la radio nos seguimos viendo como amigas, compañeras, siempre desde el mismo lugar, desde el compromiso con el otro, las otras y dejó una huella re linda no solo en la casita sino en nosotras”, expresa.

Merienda, talleres y educación

La Casita de los Chicos de Gorina es un centro de día que ahora tiene un convenio con el organismo de Niñez y con el Ministerio de Desarrollo Social de Nación. Los niños y niñas tienen una merienda reforzada todos los días y un desayuno los sábados.

También continúan desde el primer momento los talleres: hay de musica, apoyo escolar, el de plástica, una biblioteca, y de juegos. Otro que es para adultos, generalmente madres como el Taller de cocina y el de serigrafia. Cuentan con un equipo tecnico que trabaja con chicos en situaciones de vulnerabilidad social.

“Al comienzo de año siempre entregamos utiles a los chicos, según el grado que empiecen por eso las chicas que organizan el homenaje a Virginia nos preguntaban con qué se podía colaborar y pensamos que el armado de la cartuchera sería lo mejor”, explica Julieta.

“Nuestro laburo se centra en que los pibes no dejen la escuela, que pasa un montón”, describe. “El apoyo a la crianza, a las mamás y papás en relacion a los cuidados”. Tratan que los talleres y los espacios sean recreativos pero tambien educativos: “que puedan aprender de alguna temática, estuvimos trabjando sobre derechos, el buen trato, identidad, y hicimos un mapeo en Gorina, donde salimos y ellos sacaron fotos de los lugares e hicimos una cartografía dibujada con sus casas, la fábrica, el almacen, diferentes cosas, y también recuperamos una plaza abandonada”.

Donación

El aniversario de la desaparición física de Virginia es el 19 de febrero y desde los diferentes colectivos y personas que la Negra “atravesó” se están organizando otras actividades.

La donación de útiles para la Casita se realizará hasta el 25 de febrero y se reciben cartucheras con lapicera, lápiz negro, goma, sacapuntas y regla (elementos nuevos). También hojas rayadas para carpeta. Y se pueden acercar a Radio Provincia (11 y 53) o a Radio Universidad (48 entre 6 y 7), espacio de “trinchera” de Virginia, tal como describió una compañera, desde donde realizaba comunicación popular y feminista.

Comentarios