En 2019 se perdieron 11.900 puestos de trabajo por mes

Así lo refleja un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda. Las cifras son para el sector privado, donde la destrucción asciende a 119.000 puestos laborales en 10 meses. Afirman que la pérdida podría alcanzar los 145.000 cuando se conozcan los números finales del año

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que la recesión durante 2019 continuó con una intensidad profunda de caída de empleo, que aún no muestra signos de recuperación. El empleo privado formal perdió 12 mil puestos de trabajo por mes durante el año. La destrucción acumula 119 mil puestos de trabajo en 10 meses. Con lo cual, estiman que la pérdida podría alcanzar los 145 mil puestos de trabajo en el año.

Esa caída se refleja en la ciudad de La Plata con números contundentes:la cantidad de personas con problemas de empleo (desocupadas o subocupadas) ascendió a 96.000, mientras que en el mismo período del 2018 llegaba a 86.000. La cantidad de personas desocupadas o subocupadas tomadas en conjunto se incrementó entonces en un 11,6% en el tercer trimestre del 2019.

El informe elaborado por el equipo de economistas de Economía en UNDAV, advierte que los indicadores de actividad están por el piso. El PBI caería 3,1% y acumularía una baja del 5% en 4 años que se acercaría al 9% si se tiene en cuenta el PBI per cápita. Además la producción industrial sufre una caída promedio interanual del 7,2%. El consumo privado sufriría, por lo tanto, su peor caída desde el año 2009.

La caída en los ingresos fue notable. El haber mínimo jubilatorio se desplomó un 16% desde la reforma de la fórmula de movilidad jubilatoria en diciembre del 2017. Los salarios reales de los trabajadores formales cayeron un 2,1% en acumulado en octubre del 2019 pero la caída podría alcanzar al 3% en diciembre.

“Además la desigualdad salarial entre convenios colectivos de trabajo se disparó en los últimos dos años implicando un aumento de la segregación entre trabajadores de distintos gremios. Estos cambios están impulsados por el fuerte cambio en los precios relativos que aconteció con las devaluaciones de 2018-2019”, señala el documento.

La producción, el empleo, los salarios, las jubilaciones y las pensiones y las reservas en el Banco Central han caído. En cambio, la tasa de interés, la inflación, el dólar y el riesgo país subieron y se agravaron los problemas de pobreza, inseguridad alimentaria y desempleo.

Por otro lado, se continuó con el ajuste en el gasto público, licuado por el aumento de precios, y en la recaudación, si bien en la última parte del año, por motivos electorales y también por la agudización de la crisis se impulsó cierta expansión fiscal que implicó que el déficit primario sea mayor al proyectado.

Comentarios

- Advertisement -