El otro campo: “Los pobres sabemos producir alimentos”

Integrantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT). Foto: Gabriela Hernández

Los pequeños productores rurales exigen políticas públicas, mientras que los grandes exportadores realizan “tractorazos” contra las retenciones

Los pequeños productores aportan el 60% de los alimentos que se consumen en la Argentina, y la gran mayoría de ellos fomenta la agroecología. Desde la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) aseguraron: “los pobres sabemos producir alimentos y somos quienes mantienen los precios bajos”.

Con un alza de alrededor del 10% en los precios del Mercado Central, los pequeños productores enrolados en la UTT manifestaron que mantendrán los precios bajos vendiendo directamente sin intermediarios asegurando que el acaparamiento y la especulación de los operadores del Mercado Central no afecten a los consumidores.

El precio de la lechuga se fue a $60 al por mayor y en las verdulerías llega a $150. En tanto en los almacenes de la UTT la venden a $45. El kg de banana en verdulerías alcanza los $120, allí pueden conseguirlas de a 3kg por $90.  

“Somos los únicos que proveen alimentos sin agrotóxicos, cada vez en mayor volumen, fomentando la agroecología”, aseguraron a través de un comunicado de prensa donde también exigen políticas públicas para el sector.

Exigen una Ley de Acceso a la Tierra que les permita acceder al crédito necesario para comprar los terrenos y no dejar toda la rentabilidad de su trabajo en la paga de alquileres; un Programa Nacional de Fomento de la Agroecología para masificar la producción sin agrotóxicos, que además vienen en precios dolarizados. También una política nacional de apoyo a la comercialización directa y de compras públicas a pequeños productores la cual garantice condiciones para proveer alimentos sanos y baratos a la ciudadanía, así como a escuelas, hospitales e instituciones públicas.

Por otra parte, este martes los grandes productores rurales de la provincia de Buenos Aires realizaron “tractorazos” en la localidad de Pergamino y Salliqueló, y amenazan con hacer un paro de comercialización. Los reclamos de este sector tiene que ver con el nuevo incremento de las retenciones planteado por el gobierno nacional y el debate de la Ley Impositiva en la legislatura bonaerense, entre la que tiene la suba del impuesto inmobiliario rural por ejemplo.

A pesar del intento de negociación entre el gobierno bonaerense y la oposición no llegaron a ningún acuerdo. El gobernador Axel Kicillof anunció el envío de su propio proyecto a la legislatura.

Los grandes productores rurales (terratenientes, en muchos casos) de nuestro país son los principales recaudadores por lo que los aumentos en sus impuestos apuntan a una distribución más equitativa de los bienes de consumo. Por ello, desde la UTT solicitan el desarrollo de políticas públicas para su sector.

“Muchos no conocen dónde estamos ni cómo producimos y se entrampan en creer que el hambre y la pobreza son por falta de conocimiento o ganas de trabajar. Somos el campo que produce alimentos, el otro campo que no sale en la tele pero que está en la mesa de los argentinos todos los días. Sabemos producir”, concluyeron desde la Unión de Trabajadores de la Tierra.

Comentarios