“Después de 13 años, ya tenemos un sonido que nos identifica”

La Bomba de Tiempo cierra el año con la edición de su primer disco de canciones, Revolución Beat, del que participan varios músicos invitados. Pulso Noticias habló con María Bergamaschi, integrante estable del grupo que hace tiempo se ganó un lugar en la escena a puro ritmo e improvisación

Por Lautaro Castro

Un par de años atrás, después de que Kevin Johansen le pusiera su voz a Near The Drums, una sensación atípica se apoderó de los integrantes de La Bomba de Tiempo. Esa canción, la primera que el grupo de percusión había compuesto, les hizo preguntarse si sería muy descabellada la idea de hacer un disco con temas propios, a sabiendas de que su fuerte siempre fue la improvisación con señas en tiempo real. Suponía adentrarse en un mundo inexplorado, pero el desafío les gustó y se metieron en el estudio. El resultado fue Revolución Beat, que por estos días ya puede escucharse en plataformas digitales.

“Estamos muy conformes con el producto porque es algo muy nuestro. Las letras, inclusive, tienen una propuesta diferente cada una y una temática distinta. Ese abanico bastante amplio habla mucho de lo que es el grupo: quince integrantes con diferentes cualidades, recorridos e historias musicales. Todo eso se ve plasmado en el disco y le da una riqueza particular”, asegura a Pulso Noticias María Bergamaschi, habitualmente a cargo del chekeré y la conga.

El material cuenta con la participación de numerosos artistas de renombre, tanto nacionales (Wos, Baltasar Comotto, Adriana Varela, Johansen) como internacionales (el brasileño Paulinho Mosca, Julieta Venegas, el chileno Joe Vasconcellos, entre otros). El aporte de todas estas figuras, explica Bergamaschi, no hace más que respetar una idea que siempre caracterizó a La Bomba: “En nuestras presentaciones solemos invitar a otros músicos y quisimos que esa costumbre también formara parte del álbum. A medida que escuchábamos los temas, íbamos tirando nombres y sugiriendo quiénes podían ir mejor para cada uno”.  

Valentín Oliva (Wos) cantó “Bolivia” junto a su papá Alejandro, integrante de La Bomba de Tiempo

Revolución Beat contiene nueve composiciones bien diversas: desde canciones que coquetean con el pop, hasta otras con aires folklóricos y tangueros, pasando por el reggae y la cumbia. Independientemente de los estilos, todas cuentan con la fuerte impronta percusiva que identifica a LBDT: “Si bien nuestra música se basa en la inclusión de distintos ritmos, después de 13 años uno ya puede reconocer un sonido característico. Es difícil decir qué es, pero quizás sea una mezcla de lo que sucede todos los lunes sin parar”.

Lo que sucede son los “Lunes Bomba”, espectáculo que se desarrolla ininterrumpidamente desde 2006 en Ciudad Cultural Konex (Sarmiento 3131, CABA) y que ya fue visto por más de cinco millones de personas. Este verdadero ritual de ritmo, percusión y energía comienza a las 19 horas, generalmente con entradas agotadas. “Tocamos llueva, truene, sea feriado o vacaciones”, dice esta cordobesa de 47 años.

María vive actualmente en La Plata, al igual que otros cuatro integrantes del grupo: Nacho Álvarez, Diego Sánchez, Pablo Palleiro y Mariano Cantero. Se mudó a Misiones cuando era pequeña y allí despertó su pasión artística. Después de obtener el título de maestra de música, vino a nuestra ciudad para especializarse en la Facultad de Bellas Artes de la UNLP. Se relacionó primero con la guitarra, hasta que poco a poco fue volcándose a la percusión.

Por intermedio de Álvarez, Palleiro y Cantero, a quienes ya conocía, tuvo la oportunidad de presenciar el primer ensayo de La Bomba de Tiempo, proyecto musical del cual le habían hablado. “En ese momento, Santiago Vázquez dirigía al grupo, que todavía estaba armándose. Me presenté, hice una audición y quedé, al igual que Diego. A los dos meses, se cerró la formación”, recuerda.

María, nacida en Córdoba, toca el chekeré y la conga. Tiene 47 años. Foto: Joaquin Frare

Bergamaschi es la única mujer que integra la formación estable. Si bien hay otras trabajando dentro del colectivo (una encargada de prensa, una gerenta y una percusionista suplente), dice que a menudo se encuentra con el reclamo del público femenino, que le pide mayor paridad de género sobre el escenario.

¿Qué les decís a esas mujeres que se acercan a hacerte ese pedido?

—Lo que ocurre es que la formación es la misma que hace 13 años, somos los mismos músiques del comienzo. Entiendo el reclamo, pero en un punto no soy la responsable de eso. Cuando se creó La Bomba, no nos planteamos esta cuestión. A mí me parece alucinante que ahora esté poniéndose en discusión. De hecho, soy la primera en debatir y repensar dentro del grupo.

El concepto de Revolución Beat acaso sirva para recordar que los tiempos han cambiado y que ya no hay lugar para miradas indiferentes: “El título del disco nos pareció muy apropiado para el momento social que vivimos. Es esta revolución de las mujeres que venimos a tratar de cambiar el orden de las cosas o plantear una reflexión sobre las prácticas patriarcales tan arraigadas”.

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre